¡Atentos! Cuándo y dónde caerá la estación espacial que se acerca a la tierra

Publicado el 29 de marzo de 2018

La estación espacial china Tiangong-1 se estrellará en la Tierra el próximo fin de semana, según las últimas predicciones. Los expertos remarcan que el riesgo de que alguien resulte dañado es mínimo.

¿Cuándo caerá Tiangong-1?

La estación espacial china Tiangong-1 caerá a la Tierra entre el mediodía del sábado 31 de marzo y la madrugada del lunes 2 de abril, con una probabilidad máxima alrededor de las 09.15 del domingo 1 de abril (hora peninsular), según la última predicción publicada ayer por The Aerospace Corporation.

¿Dónde caerá?

Caerá en una franja situada entre las latitudes de 42,8° norte y 42,8° sur. La región incluye toda África Oceanía, buena parte de América, el sureste asiático (incluida prácticamente la totalidad de China) y el sur de Europa. Cerca de los límites de esta franja es donde la probabilidad de impacto es mayor. Catalunya y el norte de España se encuentran en esta área.

¿Hay astronautas a bordo?

No. A lo largo de la vida de Tiangong-1, la han visitado dos misiones tripuladas, en 2012 y 2013, en ambos casos formadas por tres astronautas. Desde 2013 no la ha vuelto a pisar ninguna persona, según The Aerospace Corporation. Ese año China lanzó Tiangong-2 para sustituirla.

¿Cuál es la probabilidad de que sus componentes provoquen daños a personas?

La mayor parte de la estación se desintegrará al entrar en la atmósfera. Sin embargo, pueden sobrevivir algunos fragmentos que podrían llegar a la superficie, aunque lo más probable es que caigan en el océano o en zonas deshabitadas. Según The Aerospace Corporation, la probabilidad de que uno de estos fragmentos golpee a una persona es de uno entre un billón. La Agencia Espacial Europea (ESA) remarca en su página web que “la probabilidad de que una persona reciba el impacto de alguna pieza de Tiangong-1 es diez millones de veces menor que el riesgo anual de que le alcance un rayo”.

¿Es cierto que contiene sustancias tóxicas?

Sí. Según The Aerospace Corporation, la estación lleva hidrazina, una sustancia tóxica y corrosiva usada como combustible en las aeronaves, y que podría sobrevivir a la reentrada. Por eso, en caso de hallar algún fragmento de la estación, la entidad recomienda no tocarlo ni acercarse, ya que podría desprender vapores tóxicos.

¿Por qué se estrellará?

Tiangong-1 debía operar hasta 2013, momento en el que la Administración Espacial Nacional China (CNSA) debía estrellarla de forma controlada. Sin embargo, la agencia decidió prolongar su vida para obtener más datos sobre sus componentes. En 2016, aficionados al seguimiento de satélites advirtieron que Tiangong-1 había empezado a dar tumbos sin control. En marzo de 2017, China confirmó haber terminado el contacto con la estación, aunque las autoridades chinas en ningún momento han admitido haber perdido el control sobre Tiangong-1.

La aeronave orbitaba entre 330 y 390 kilómetros por encima de la Tierra. A esa altitud, el choque continuado con las partículas de las capas más altas de la atmósfera la frenaba y la hacía descender, por lo que los responsables tenían que ajustar su altura periódicamente para mantenerla en órbita. Según The Aerospace Corporation, el último ajuste que realizó Tiangong-1 se produjo en diciembre de 2015. Desde entonces, la fricción con la atmósfera ha provocado que se precipite cada vez más rápido.

¿Por qué es tan difícil predecir dónde y cuándo caerá?

Tiangong-1 completa una órbita alrededor de la Tierra cada hora y media. Se desplaza a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora, por lo que unos pocos minutos de diferencia en la hora de reentrada pueden hacer variar en miles de kilómetros el lugar de impacto. Además, las variaciones en la densidad de las capas altas de la atmósfera y en la orientación de la aeronave pueden hacer variar mucho las predicciones.

La ventana de error en la hora de caída es de un 20% del tiempo que queda entre el momento en que se realiza la predicción y la hora de caída prevista, según la ESA. A medida que pasen los días, las predicciones serán cada vez más precisas. Sin embargo, cuando queden 7 horas para la caída, el margen de error todavía englobará una órbita entera de la estación, con lo que la previsión resultará en una posible área de impacto de miles de kilómetros cuadrados. Hasta los últimos momentos no se sabrá cuál será el destino final de Tiangong-1.

¿Qué pasará cuando empiece a entrar en la atmósfera?

En primer lugar, la fricción con el aire desprenderá los paneles solares. En cuestión de segundos, la fricción calentará hasta elevadas temperaturas los principales componentes de la estación, que se desintegrarán. Es posible que algunos fragmentos sobrevivan y alcancen la superficie terrestre (o el océano) en un área de más de 100.000 kilómetros cuadrados, según The Aerospace Corporation.

¿Cuál es su tamaño?

Sin contar los paneles solares, la estación espacial Tiangong-1 mide 10,5 metros de largo y 3,4 metros de diámetro. En total, pesa 8,5 toneladas. En comparación con la Estación Espacial Internacional, que pesa unas 420 toneladas y mide 109 metros de largo y 73 de ancho, es una miniatura.

¿Cuál era su función?

Tiangong-1, cuyo nombre significa ‘palacio celestial’, fue la primera estación espacial lanzada al espacio por China, con el objetivo de poner a prueba la tecnología para una futura estación espacial de mayor tamaño, ya que este país no participa en la Estación Espacial Internacional.

¿Quién está monitorizando la caída?

Miembros del Comité de Coordinación de Residuos Espaciales Interagencia (IADC), del que forman parte expertos de 13 organizaciones espaciales, entre ellas la NASA, la ESA, la Agencia Japonesa de Exploración Aerospacial (JAXA), Roscosmos –la agencia espacial rusa– y la propia Administración Espacial Nacional China, según la ESA. La agencia espacial China proporciona actualizaciones diarias sobre el estado de la estación. La agencia europea está coordinando el seguimiento.

Por otra parte, también sigue la caída de Tiangong-1 el Centro de Estudios de Residuos Espaciales en Órbita y en Reentrada (CORDS), un grupo de investigación de la entidad sin ánimo de lucro The Aerospace Corporation. Este grupo realiza y actualiza las predicciones de caída a medida que se acerca el final de la estación espacial china.

¿Se podrá observar la reentrada en la atmósfera?

En función de las condiciones meteorológicas, será posible ver la reentrada de Tiangong-1 desde tierra. Si no hace demasiado sol ni está demasiado nublado en el momento de la caída, se podría ver como varias llamaradas surcando el cielo en la misma dirección, correspondientes a los fragmentos incandescentes, que pueden durar uno o más minutos, según The Aerospace Corporation.

¿Qué hago si encuentro fragmentos de Tiangong-1 tras la caída?

Los expertos de The Aerospace Corporation recomiendan no tocar ni acercarse a ningún fragmento de la estación espacial, ya que podrían desprender vapores tóxicos.

¿Es la primera vez que se estrella una estación espacial?

No. En 1979 se estrelló en Australia la estación Sylab de la NASA, de 77 toneladas. Y en 1991 el complejo formado por la estación soviética Salyut-7 y el módulo Cosmos 1686, que sumaban 40 toneladas, cayeron sobre el Pacífico. En 2001 Roscosmos precipitó la estación espacial Mir, de 120 toneladas, de forma controlada en el océano Pacífico Sur, según informa la ESA.´, reseñó La Vanguardia

 Con información de Agencias

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente