El Museo Picasso de París homenajea a Jacqueline Picasso con una exposición

Publicado el 23 de enero de 2017

museo

El Museo Picasso de París inauguró hoy un homenaje a Jacqueline Picasso, segunda esposa y compañera del artista malagueño, con una exposición conmemorativa del 30 aniversario de su desaparición, cumplido el pasado 15 de octubre.

La exposición fue presentada en un acto en el que el se anunció un gran proyecto internacional impulsado por el museo parisino, en el que participan más de 40 pinacotecas de España, Francia, Italia, Grecia, Turquía, Chipre y Marruecos.

Este evento múltiple y monumental, que comenzará el próximo abril y se prolongará hasta finales de 2019, incluye decenas de grandes exposiciones, conferencias y seminarios de investigación, destinadas a explorar la relación que Picasso mantuvo con el Mediterráneo.

El homenaje a la última musa de Picasso se organiza en torno al célebre retrato “Jacqueline aux mains croisées”, pintado en 1954.

En dos pequeñas salas situadas en el segundo piso, el museo reúne un segundo óleo, una quincena de dibujos y estudios, así como seis cuadernos del maestro, centrados en la representación de las manos.

Es un tema “interesante y divertido a la vez”, explicó a Efe la conservadora del museo Emilie Bouvard, coordinadora científica del proyecto Picasso-Mediterráneo.

“Picasso trabajó mucho el tema de las manos a lo largo de su vida”, primero con técnica muy realista, luego cubista y geométrica.

Y, a partir de cierto momento a mediados de los años cincuenta, lo hizo de manera muy esquemática, hasta, finalmente, “hacer cosas muy expresivas”, agregó.

Completa el conjunto, situado entre las salas dedicadas al período cubista del pintor y a sus cerámicas, una docena de fotografías colgadas en la rampa Simounet que les da acceso.

Algunas de ellas son tan famosas como la imagen de “Jacqueline y Picasso bailando en el estudio”, otras son menos conocidas como la que muestra las sombras del pintor y su musa y compañera de perfil, sentados en el taller de la Villa “La Californie”, en el sureste de Francia, donde vivieron entre 1955 y 1961.

Esta serie de doce instantáneas es obra del fotógrafo David Douglas Duncan y despide al visitante con un retrato de Jacqueline con uno de sus característicos pañuelos en la cabeza, tomado a finales de los años cincuenta.

En 2016 “hubo varios homenajes y nosotros también quisimos hacerle uno”, explicó Bouvard en referencia a exposiciones como las organizadas en el Centro Pompidou o en el Museo Picasso de Barcelona el año pasado.

Jacqueline Picasso (1926-1986), que se suicidó de un disparo en la sien un año después de la apertura del Museo Picasso, participó en su creación “con sus consejos científicos, no con obras”, explicó la conservadora.

Vía VF/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente