Conmebol no conoce renuncia oficial de presidente de FBF y temen nueva crisis

Publicado el 28 de enero de 2017

conm

La Conmebol comunicó a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que no le llegó la carta de renuncia del expresidente Rolando López, lo que colocó a la entidad a las puertas de una nueva crisis pues otra persona ocupa su cargo desde el mes pasado, informó este sábado este exdirigente.

El secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol, José Manuel Astigarraga, envió una nota a su par de la FBF, Marcos Rodríguez, señalándole que “no hemos recibido la carta de renuncia del presidente López”, quien guarda detención domiciliaria por asuntos extradeportivos.

La organización sudamericana acotó en la misiva -reproducida por la prensa y confirmada por la FBF- que “en cumplimiento de la normativa de la Conmebol, estaremos comunicando las circunstancias a la FIFA”.

López aseguró al diario Los Tiempos de Cochabamba que “esa carta tiene tinte de denuncia ante la FIFA que se vulneraron los estatutos en Bolivia. La carta es categórica, que ‘el presidente López no presentó su renuncia’ y esperemos que no venga un castigo”.

El engorroso caso surgió a principios de enero, cuando se reunieron los dirigentes del fútbol boliviano para decidir la situación de López, detenido por la fiscalía en noviembre de 2016 por presuntos cobros salariales irregulares en su condición de profesor de una universidad pública.

En esa cita de dirigentes se tomó la decisión de que su vicepresidente, Marco Peredo, lo reemplazara interinamente por 45 días hasta que otro congreso eligiera un nuevo presidente, pero López aseguró después que fue depuesto y que no había dimitido del cargo, como anunció previamente y de manera pública.

“No nos preocupa la carta de la Conmebol. Sabemos el poder que tiene nuestra Federación, como cualquier otra de Sudamérica, y nos tienen que escuchar”, señaló por separado Marcos Rodríguez, secretario general de la FBF.

El nuevo incidente se suma a una cadena de líos del fútbol boliviano, que caló hondo en julio de 2015 cuando el entonces presidente y tesorero de la Conmebol, Carlos Chávez, fue detenido en una investigación judicial por supuesta corrupción.

A Chávez lo reemplazó otro dirigente, Marco Ortega, pero fue desconocido por la Conmebol, lo que obligó al fútbol boliviano a designar el año pasado a otro mandamás, en este caso Rolando López.

Vía VF/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente