La Liga Española inicia este fin de semana

Publicado el 18 de agosto de 2016

españa

Como en un eterno “déjà-vu”, la Liga española de fútbol arrancará este viernes con un escenario similar al de los últimos años: el Barcelona defenderá su reinado casi dinástico ante la amenaza que plantean Real Madrid y Atlético de Madrid.

Seis de las últimas ediciones del torneo llevaron la firma del vigente campeón, cuyo reinado en este tiempo sólo ofreció dos grietas con los títulos ganados por Real Madrid (2012) y Atlético (2014). No hay duda de que el equipo azulgrana se mueve como nadie en las distancias largas.

Ahora la cuestión es ver si el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, podrá seguir manteniendo activo a un equipo que suele caer en pereza y distracciones durante ciertos momentos de la temporada. El precedente le debería invitar al optimismo, ya que la pasada temporada fue capaz de disputarle la Liga al Barcelona hasta la última jornada.

Por su parte, el Atlético volverá a ser una incógnita porque por plantel y presupuesto la lógica invitaría a pensar que no puede pelear de igual a igual con los dos grandes. Pero si hay un equipo capaz de desafiar cualquier lógica, ese es el conjunto del argentino Diego Simeone, un competidor como pocos.

Para continuar con su dominio casi hegemónico, el Barcelona decidió solucionar su déficit de banquillo al fichar cuatro jugadores -André Gomes, Lucas Digne, Samuel Umtiti y Denis Suárez- que deberían ayudar mucho a aumentar su resistencia, aunque a nadie se le escapa que su base volverá a ser la dinamita de una delantera tan decisiva como la que forman Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar.

“Siento y creo ciegamente que es la mejor plantilla que he tenido. Les transmito la confianza tanto a jugadores como a la afición, aunque ello no signifique que se consigan todos los títulos”, afirmó el entrenador del Barcelona, Luis Enrique.

Una de las notas más sorprendentes de la pretemporada estuvo en la pasividad del Real Madrid en el mercado de fichajes, ya que los blancos siempre fueron animadores con contrataciones de récord. Apenas recuperó a Álvaro Morata pagando su cláusula de recompra tras dos años en la Juventus de Turín y se quedó con el prometedor Marco Asensio tras un año cedido en el Espanyol.

¿Suficiente para que el campeón de Europa pelee la Liga española? Zidane cree que sí: “Tengo la mejor plantilla del mundo, pero hay que demostrarlo”.

La realidad es que el Real Madrid tiene dos jugadores de elite para cada puesto y su margen de mejora -y la duda- está en la mentalización para la carrera de fondo que es la Liga española.

Por su parte, el Atlético no tuvo que vender esta vez a ningún futbolista significativo y a cambio fichó al francés Kevin Gameiro para formar dúo en la delantera junto a su compatriota Antoine Griezmann. La duda está en ver si su centro del campo ofrecerá esta temporada más creatividad que la anterior.

Jugadores como Yannick Carrasco, Ángel Correa, Nicolás Gaitán, Saúl Ñíguez o el propio Gameiro tienen la llave para impulsar al Atlético a un escalón superior, el que visitó hace dos años con su sorprendente conquista del título.

Con todo, nadie es más incógnita que el Sevilla, un equipo que cambió radicalmente su cara respecto a la de la pasada temporada. Incluido su entrenador, pues se fue el exitoso Unai Emery y llegó el interrogante que de momento es el argentino Jorge Sampaoli en el fútbol español.

Los muchos fichajes y la difícil idea del entrenador argentino impidió ver todavía signos positivos en el equipo andaluz, pero Sampaoli tiene fe en su idea: “Quiero que se me recuerde no por ganar, sino por la forma de jugar con que se ganó”. La frase abrió inmediatamente un debate en el fútbol español.

Lo que viene por detrás de estos equipos no parecen lo suficientemente competitivo para situarse con los mejores, a falta de encontrar la revelación de cada año. La pasada temporada fueron el Villarreal y el Celta de Vigo del argentino Eduardo Berizzo. Equipos como Athletic de Bilbao, Málaga, Espanyol o Valencia intentarán ser la sorpresa.

Mientras, no menos de diez equipos parecen destinados a formar el largo hilo de vagones que considerarán la permanencia en la categoría como un éxito. No hay duda de que las distancias entre “ricos” y “pobres” en España cada vez son mayores.

El duelo entre Málaga y Osasuna marcará mañana el arranque de una jornada inaugural que también incluirá el duelo entre Deportivo de La Coruña y Éibar. Será un torneo con claros roles definidos para cada equipo y un gran enemigo a batir: el dominante Barcelona.

El Universal/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente