SIN COMPASIÓN: Águilas del Zulia apaleó a Cardenales en el segundo de la Gran Final

Publicado el 22 de enero de 2017

aguilas_tapa.jpg_1005521468

Águilas del Zulia volvió a ser un golpe contundente: derrotaron este sábado 11-1 a Cardenales de Lara en Barquisimeto y volarán a Maracaibo en búsqueda de los dos triunfos que los separan del título de la campaña 2016-2017 del béisbol venezolano.

La ofensiva aguilucha se mantuvo encendida en el segundo juego de la final, en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez, de Barquisimeto, donde conectaron 13 inatrapables y volvieron a capitalizar los errores de un rival que no tuvo reacción ante la gran labor monticular del refuerzo Wilfredo Ledezma.

El zurdo completó seis sólidas entradas, en las que permitió apenas cuatro hits y una carrera, con par de boletos y cuatro ponches, siendo relevado por Rómulo Sánchez, Leonel Campos y Silvino Bracho, quienes mantuvieron el cero en los últimos tres actos.

“Me ayudó bastante estar consistente en mis pitcheos”, dijo el lanzador, quien celebró su cumpleaños 36 con la victoria. “Me ayudó bastante (Jesús) Flores, estuvimos mezclando los pitcheos, lanzando adentro y afuera, cambiando las velocidades, y gracias a Dios se dieron los frutos”.

Ledezma recibió el respaldo de sus compañeros desde el propio primer acto, cuando Freddy Galvis inició el ataque con un toque para embasarse con infield hit.

Endy Chávez se sacrificó para mover al corredor y José Tábata recibió pelotazo de Jorge Martínez.

Seguidamente, en jugada de doble robo, un error del camarero Ildemaro Vargas, quien no pudo manejar el disparo del receptor Gustavo Molina para permitir la primera carrera en las piernas de Galvis.

En el segundo, Alex Romero conectó otro infield hit y llegó a segunda base por error del antesalista Carlos Rivero en la jugada, anotando con sencillo impulsor de Ronny Cedeño.

La fiesta siguió en el tercero, con un rally de tres anotaciones, traídas al plato por José Pirela, Alex Romero y Jesús Flores.

Cardenales logró descontar en el cierre de ese acto, por un wild pitch de Ledezma, pero los rapaces sentenciaron con otro racimo de cuatro anotaciones en el quinto, dos de ellas producidas con doble de Jordany Valdespín, y las otras dos traídas en los bates de Romero y Cedeño.

Flores sumó otra remolcada en el sexto, y Valdespín su tercera de la noche en el octavo, para cerrar el castigo rapaz.

“Claro que no esperaba esta ofensiva”, dijo el mánager Lipso Nava. “Debíamos tener mejores turnos al bate y el coach de bateo (Jon Nunnally) ha hecho los ajustes con los jugadores. Tenemos un plan trazado y lo estamos siguiendo”.

A pesar de la ventaja, y de recibir desde mañana a los larenses en el estadio Luis Aparicio, en el clubhouse rapaz no existen aires de triunfalismo.

“Tenemos que ganar dos juegos más. Hay que pasar la página y pensar en el juego siguiente”, recalcó el campocorto Freddy Galvis. “Vamos a salir a jugar fuerte, como si fuera el primer juego de la final. No nos estamos confiando, tenemos un rival bastante bueno y vamos a salir a dar el 100% para tratar de seguir ganado juegos”.

 

 

 

 

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente