FEDECAMARAS-TACHIRA: De seguir el cierre de frontera el comercio de la zona desaparecerá

Publicado el 24 de diciembre de 2015

6aff09bf-c537-4e4a-a4e7-6f0861ec7270

 

De permanecer cerrado más tiempo el paso de mercancías por los puntos fronterizos entre Venezuela y Colombia, “el sector aduanero como actividad económica en la frontera está condenado a desaparecer”, aseguró el presidente de la Comisión de Aduanas y Asuntos Fronterizos de Fedecámaras Táchira, Wladimir Tovar.

El 21 de diciembre pasado culminó la prórroga de 60 días decretada por el gobierno venezolano el 21 de octubre, tiempo durante el que se extendió el Estado de Excepción en los pasos fronterizos entre los dos países en Táchira, Zulia (Paraguachón) y Apure.

“Han transcurrido 120 días desde que el gobierno nacional tomó esta decisión que ha depauperado a quienes trabajaban legalmente en la frontera para frenar las irregularidades. Terminó la prórroga y estamos en un limbo, aún no hay señal alguna que haga presumir la posibilidad de que se regularice la situación en los estados fronterizos y el comercio binacional”, dijo Tovar.

En cifras

De acuerdo a estimaciones de la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional (Fitac) Capítulo Cúcuta, en septiembre de 2015 quedó represada en ese país, mercancía que se cuantifica en $ 6.475.406,46, a valor de aduanas.

Tomando en consideración este reporte, la Comisión de Aduanas de Fedecámaras Táchira calculó el valor de estos bienes en Bs 1.288.605.885,54, esto aplicando la tasa de cambio Simadi promedio de 199 bolívares por dólar, señala el documento.

Al sumar al valor en aduanas el 12% del IVA , equivalente a Bs 154.632.706,26, la pérdida fiscal que como consecuencia del cierre fronterizo, se estima ha sufrido la Aduana Principal de San Antonio y Subalternas en Táchira, se ubica en Bs 12.886.058,86 .

Las agencias de aduanas de la zona han dejado de percibir Bs 10.308.847,08 y las empresas de almacenaje Bs 7.731.635,31 .

El monto comprometido en el área de fletes y transporte, no pudo ser cuantificado, apunta el documento de la Comisión de Fedecámaras.

“En estos calculos, cuyo monto es exhorbitante, no se cuantifica cuánto ha perdido el Estado por concepto de Impuesto Sobre la Renta, el Iva nacional, ni cuál será el impacto en los municipios fronterizos por la caída brutal de los impuestos municipales”, observó Tovar.

En torno a la evolución del cierre fronterizo, se había acordado que a partir del lunes 21 de diciembre se abriera el paso de mercancía por 10 días, sin embargo esto no ocurrió, recordó.

“Esta decisión no es unilateral, desde Colombia están esperando la formalización de un protocolo oficial para abrir el paso y el gobierno venezolano no lo ha hecho, la Dirección Nacional de Aduanas de Colombiana (Dian) mantendrá suspendida la plataforma electrónica aduanal hasta que esto no ocurra”, explicó Tovar.

Es urgente, estima, que las autoridades tomen las medidas para definir la situación.Asegura que 5.200 empleos directos y al menos 10.000 indirectos están afectados. Por ello proponen que el Ejecutivo entienda la necesidad de abrir un nuevo tiempo en las relaciones bilaterales. Retomar las mesas técnicas de trabajo, y analizar el impacto del carácter de Zona Especial de Desarrollo Estratégico que concedió al eje San Antonio-Ureña, el decreto que el 3 de diciembre de 2014 lo convirtió en Zona Económica Especial

 

Vía El Universal / www.diariorepublica.com

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente