ATENCIÓN! Conoce estos tips que los ladrones no quieren que sepas

Publicado el 2 de septiembre de 2015

ladrones5

Hay muchos secretos que los ladrones querrían que no supieras nunca. Después de todo, revelarlos hará que su próximo movimiento sea más complicado. Haz clic para descubrir las oportunidades que buscan los ladrones y cómo usarlas en su contra. Los ladrones pueden notar rápidamente si una casa no estuvo ocupada durante días. Hay signos evidentes (siempre está oscuro, por ejemplo). Así que es buena idea dejar alguna luz encendida y pedir a un vecino de confianza que esté atento. O mejor aún: pídele a alguien que pase por tu casa cuando no estés.

Te damos una buena razón para cuidar esos arbustos descuidados de tu jardín: un jardín descuidado le hace saber al ladrón que eres perezoso y que no te importará mucho la seguridad. Además, es una mala idea tener árboles altos y arbustos cerca de las ventanas, porque los puede ayudar a trepar. Instalar una cámara de seguridad es una buena idea, especialmente si vives en un barrio tranquilo. Y no seas sutil. Pon una cámara escondida en alguna parte, pero instala otra que mire directamente hacia la entrada en la calle. Que sepan que puedes verlos.

ladrones4

Los interiores oscuros facilitan a los ladrones que echen un vistazo rápido sin que te des cuenta. Si es posible, instala luces que se activen con sensores de movimiento en la entrada. Nada irrita o asusta más a un ladrón que ser iluminado de repente.

¿Eres de esos que si baja a comprar pan no cierra con llave? Seguramente no pase nada en esos 15 o 20 minutos, ¿no? Pues a veces, es justo lo que un ladrón necesita para entrar rápidamente y salir con tus bienes más preciados.

Los ladrones odian a los perros y, lo mejor de todo, no tienes por qué tener uno. Un gran comedero de perro y juguetes en el jardín, así como un cartel de “Cuidado con el perro” es todo lo que necesitas para ahuyentar a maleantes. A menudo, los ladrones intentan ganar acceso a la casa haciendo de repartidores para examinar el interior y averiguar dónde pueden estar los objetos de valor. Nunca dejes a nadie entrar si tienes sospechas.

ladrones2

Nunca dejes objetos de valor o joyas en el jardín.

Puede que parezcas maleducado, pero intenta no dejar que un grupo de reparadores o repartidores use el baño. Según los expertos, los ladrones a menudo usan este método para desbloquear o inhabilitar ventanas para acceder luego. Cuando instales un sistema de alarmas, asegúrate de que su panel de control esté escondido y que no sea visible fácilmente para alguien que merodea por el exterior de tu casa. Habrá veces que olvides activarlo, y es mucho mejor que nadie lo sepa.

Intenta eliminar las señales que puedan atraer a los ladrones cuando estés de vacaciones. Una gran pila de periódicos invita a las fechorías. Pídele a tus vecinos que te los recojan, o pide que detengan tu suscripción mientras estés fuera. ¿Te sientes ingenioso por guardar las llaves de tu casa debajo de una piedra o macetero en tu jardín? Pues no deberías. Cualquier ladrón inexperto buscaría en esos lugares en primer lugar. Sé inteligente y guarda ese par de llaves en casa de un amigo o de tus vecinos.

Te gastas una fortuna en instalar la última equipación que cierra la puerta principal, pero dejas la puerta trasera sin seguridad. Sólo porque uses más la puerta principal no debes asumir que el ladrón hará lo mismo.

ladrones

¿Te acabas de comprar una tele nueva? Asegúrate de no dejar las cajas por ahí porque será toda una noticia para los ladrones. Siempre cubre los cartones antes de tirarlos. No guardes tus objetos de valor entre tu ropa interior o en los cajones de tu mesa de luz pensando que el ladrón no se atreverá a mirar. Es mejor guardarlo en el cuarto de tus hijos e incluso en el desván; son lugares menos sospechosos.

Algunos de los mejores lugares para entrar en una casa son esa ventana que tienes encima del fregadero, y las ventanas del segundo piso. Asegúrate de que estén bien cerrados o que haya alarmas con detector de movimientos. Si te encuentras con una visita inesperada en la puerta, no te metas en una conversación despreocupada. Esa persona podría ser un ladrón que intenta juzgar si eres un objetivo fácil.

Estás en el exótico Caribe y tienes que hacérselo saber a todo el mundo a través de tus redes sociales. ¿Sabes qué? Acabas de compartir tu viaje con ladrones potenciales (nunca sabes quién lee tus posteos). Alardea todo lo que quieras, pero hazlo una vez hayas vuelto.

No dejes la escalera y las herramientas tiradas en el jardín; los ladrones podrían utilizarlas para tener un acceso más fácil a tu propiedad. Si no las estás usando, guárdalas.

www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente