La mujer más gorda del mundo rebaja a punta de sexo, sexo y más sexo (+ Fotos)

Publicado el 10 de julio de 2012

pauline-potter-440 Pauline Potter, quien el año pasado se convirtió en la mujer más gorda del mundo pesando casi 300 kilos, ha puesto la mira en perder todo ese peso, y lo está haciendo nada más y nada menos que con sesiones maratónicas de sexo que a veces llegan hasta siete veces por día.

En una entrevista con la revista británica Closer, Potter describió cómo su revivida vida sexual con su ex marido Alex le ha ayudado a perder 98 libras.

"No me puedo mover mucho en la cama, pero llego a quemar 500 calorías por sesión. Moverme enérgicamente es tremendo ejercicio", comentó a la revista.

Potter, quien llegaba a consumir hasta 10.000 calorías al día, espera alcanzar su peso objetivo de 250 kilos con la ayuda de Alex. La pareja sostiene relaciones sexuales hasta siete veces al día.

Ella también se asegura de divertirse. "Nos encanta juguetear y masajearnos y, así como tenemos sexo los dos, me aseguro también de darle mucho placer a Alex", dijo a la revista. "Mi cama está reforzada y, aunque no puedo comprar ropa interior sexy, siempre me coloco encima una bonita sábana".

4733heavistDespués de conocerse por Internet en 2002, la pareja se casó en 2005 y, al no poder hacer química con el hijo de Alex, Potter decidió separase de él tres años después. La ruptura provocó el inusitado aumento de peso de Potter. Se dedicó a consumir grandes cantidades de comida alta en calorías, trayendo una ola de kilos como consecuencia.

Tras verse con ese peso extra en su cuerpo, Potter entró en depresión y contactó al Libro Guinness de los Récords con la esperanza de que la vergüenza por ganar el título de "La Mujer más pesada del mundo" le animaría a rebajar.

Al enterarse de toda la publicidad que rodeaba a Potter, Alex decidió visitarla, y fue allí donde rápidamente la llama se encendió de nuevo.

Pauline-Potter"Sólo el primer día de haber vuelto como pareja tuvimos sexo seis veces en 24 horas", dijo Alex al tabloide The Sun en noviembre pasado. "A pesar de que una de sus piernas pesa incluso más que yo, nos las arreglamos para acomodar su cuerpo de forma que el sexo sea agradable para los dos. "

Alex, que sólo pesa 65 kilos, hace la mayor parte de la obra en el cuarto. "Para nosotros es peligroso estar teniendo tanto sexo, porque en cualquier momento la cama podría partirse y podríamos hacernos un daño grave o incluso matarnos por el impacto", explicó al tabloide británico.

Sin embargo, el uso del sexo para rebajar no es una actividad tan descabellada y desconocida. "Menéandose bastante uno puede rebajar, pero si le pones empeño", escribió en el 2008 la Dra. Yvonne Kristin Fulbright, para Fox News. Ella es es educadora sexual, experta en relaciones, columnista y fundadora de Sexuality Source Inc. "También ayuda a la pareja a re-enamorarse el uno del otro. Es como ir a un gimnasio de “sexercisios” de a gratis”, remató.

Si bien la vida sexual de Potter va a toda máquina, también ha mejorado sus hábitos alimenticios. Ya no se come 10.000 calorías por día, aunque de vez en cuando se goza una que otra Big Mac.

Vía The Huffington Post

Palabras clave:  , , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente