Así quedó el avión de Air Canadá derribado por tormenta de nieve (FOTOS)

Publicado el 30 de marzo de 2015

air canada

Un avión de Air Canada efectuó este domingo un aterrizaje brusco antes de la pista en el aeropuerto de Halifax durante una tormenta de nieve, se estrelló contra varias antenas y perdió su principal tren de aterrizaje, el cono de la nariz y un motor al desplazarse un gran trecho sobre su parte inferior, dijeron las autoridades.
La aerolínea afirmó el domingo que 25 personas fueron llevadas al hospital para observarlas y atenderlas por lesiones menores.
Según la aerolínea, el vuelo AC624, un Airbus 320 que despegó la noche del sábado de Toronto, llevaba 133 pasajeros y cinco miembros de la tripulación. De acuerdo con Air Canada, el aparato aterrizó en medio de condiciones de tormenta a las 00:43 horas del domingo.

“Aterrizaron 330 metros (1.100 pies) antes de la pista, puedo decir que fueron muy afortunados”, señaló en conferencia de prensa Mike Cunningham, gerente regional de la Comisión de Seguridad en el Transporte de Canadá.
Cunningham dijo que el aparato golpeó un conjunto de antenas, se le desprendió el principal tren de aterrizaje y se fue patinando sobre su panza otros 335 metros (1.100 pies) sobre la pista hasta que se detuvo.

Cunningham dijo que el aparato tuvo daños importantes y que no podía descartar que el mal tiempo fue factor en lo ocurrido. También afirmó que al parecer un cable se rompió y dejó sin electricidad al aeropuerto.
El director de operaciones de Air Canada, Klaus Goersch, afirmó que 25 personas fueron llevadas a hospitales y todas, salvo una, fueron dadas de alta.
“Todos en Air Canada nos sentimos aliviados de que no hubiera lesionados en condición crítica por este incidente”, agregó.

La Comisión de Seguridad en el Transporte facilitó fotografías que muestran los daños considerable que tuvo el avión, al que se le desprendió el cono de la nariz y un motor colocado en el ala dañada se aplastó.
“No fue un aterrizaje brusco. La verdad es que se estrelló el aparato”, dijo Mike Magnus, empresario de 60 años que viajaba en la primera fila. “Esta es la vez que he estado tan cerca de la muerte. No tengo duda”.

Magnus afirmó que la nieve sobre la pista posiblemente extinguió cualquier chispa que pudiera haber causado que se incendiara el avión.
El aeropuerto se quedó sin electricidad. La empresa Nova Scotia Power dijo después por Twitter que la energía fue restablecida en el lugar.

El cabo Greg Church, de la Real Policía Montada de Canadá, afirmó que un cable de electricidad fue dañado en la parte sur de la pista.
El portavoz del aeropuerto internacional Stanfield de Halifax, Peter Spurway, reconoció que la tripulación y pasajeros desalojaron el avión rápidamente.
“Abrimos a patadas las puertas y saltamos sobre un ala; corrimos porque queríamos alejarnos del avión en caso de que hubiera alguna explosión o algo más”, dijo Dominic Stettler, quien tiene tres hijos.
La firma que da seguimiento a vuelos Flightradar24 dijo en su página de internet que varios vuelos fueron cancelados el domingo en la mañana.

Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente