Jefe de bomberos de Houston: “La situación es muy peligrosa y esperamos más lluvia”

Publicado el 28 de agosto de 2017

Texas National Guard soldiers assist citizens in heavily flooded areas from the storms of Hurricane Harvey in Houston, Texas, U.S. Aug. 27, 2017. Picture taken August 27, 2017.   Lt. Zachary West/U.S. Texas Military Department/Handout via REUTERS   ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. - RTX3DPK4

 

La tormenta tropical Harvey se mueve lentamente hacia el sureste en las cercanías de la costa del Golfo de México, dejando a su paso fuertes lluvias que continuarán inundando Texas al menos hasta el viernes. Miles de personas ha tenido que ser rescatadas y se encuentran en refugios, y la situación, según las autoridades, va a empeorar en las próximas horas. 

Este lunes sigue en vigor la alerta por tormenta tropical entre Mesquite Bay (Texas) y Cameron(Lousiana), y el aviso entre Cameron e Intracoastal City (Louisiana), según el Centro Nacional de Huracanes. La tormenta se mueve lentamente (cinco millas por hora) hacia el sureste, pero girará hacia el noreste el martes y saldrá al mar de nuevo el jueves.

Ahora acarrea vientos de 40 millas por hora, que podrían intensificarse en las próximas horas. De aquí al viernes dejará entre 15 y 25 pulgadas de lluvia en la costa de Texas y el suroeste de Louisiana, provocando inundaciones catastróficas y potencialmente mortales. Además, ha crecidas del mar en la costa de hasta tres pies, y pueden registrarse más tornados.

El Servicio Metereológico Nacional avisa que lo peor está aún por llegar en los próximos días, con hasta 20 pulgadas de lluvias que se sumarán a las 30 pulgadas que ya han caído en algunas zonas. Lo peor se lo llevará el área al este de Houston, tanto en Texas como en Louisiana, que ha pedido también la declaración de zona de emergencia.

Houston se encuentra sumergida en parte bajo las aguas. Los bomberos han respondido a 5.500 llamadas, en su mayoría relacionadas con las inundaciones. “Es aún muy peligroso, y esperamos más lluvia”, ha dicho el jefe de bomberos, Samuel Pena, que espera que el número de llamadas crezca aún más. Pena ha recomendado paciencia si se llama al 911 y no se obtiene respuesta inmediata,  no colgar sino permanecer a la espera porque si se cuelga y se vuelve a llamar se satura aún más líneas. Otra opción es llamar al 311, ha dicho, pero lo mejor es quedarse a la espera en el 911.

Hasta el momento se ha rescatado a 2.000 personas en Houston por las inundaciones, según el jefe de policía, Art Acevedo, y hay 185 avisos de importancia crítica aún pendientes. Los servicios de emergencia han recibido 75.000 llamadas, declara Acevedo.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente