Los países del ALBA rechazan las “infelices” declaraciones del excanciller mexicano Jorge Castañeda

Publicado el 22 de marzo de 2013

Los países signatarios del ALBA-TCP rechazamos categóricamente las infelices declaraciones del ex-Canciller mexicano Jorge Castañeda con motivo de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) a celebrarse hoy 22 de marzo de 2013, y en la que se abordará el debate acerca del financiamiento de las relatorías de la Organización, sobre todo, la referida a la libertad de expresión.

Ante la posición de la República del Ecuador de reformar el sistema de financiamiento de la relatoría que se ocupa de la libertad de expresión, el Sr. Castañeda ha dicho que los países del ALBA pretenden destruir el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, y que por tanto “el ALBA debe ser mandado al infierno”.

Queremos recordarle al Sr. Castañeda que en el infierno reposa desde el año 2004 el ALCA, la pretendida anexión económica de nuestras naciones por parte del Imperialismo Norteamericano y sus lacayos, y que fue precisamente el ALBA, iniciativa política de dos grandes gigantes del siglo XX y XXI de la América Latina  y Caribeña,  los comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez, con el concurso de los lideres de las naciones Suramericanas, quienes se encargaron de enviarlo a este triste destino.

Desde su nacimiento, el ALBA se ha constituido en una Alianza redentora de los pobres del continente americano, desplegando una acción social que ha permitido que 2.831.145 Latinoamericanos hayan recobrado el sentido de la vista a través de la Misión Milagro; que 3.501.488 hombres y mujeres hayan sido alfabetizados, entre otras políticas humanísticas que han tenido como centro a los sectores sociales mas excluidos; y que además, mediante la instrumentación del programa de PETROCARIBE se haya cambiado la matriz energética de estos países, reduciendo el poder monopólico de las grandes corporaciones transnacionales petroleras, utilizando el ahorro económico que se ha generado para combatir la pobreza y la desigualdad en nuestros pueblos.

Los países del ALBA hemos planteado la necesidad de reformar los organismos internacionales para colocarlos al servicio de los pueblos, democratizando la toma de decisiones y reduciendo la influencia de los grandes centros de poder mundial sobre sus decisiones.

Es así como nos oponemos a que la relatoría del Derecho a la libertad de expresión siga siendo financiada por el poder mediático internacional, para utilizarla contra los Gobiernos Progresistas de nuestro continente. Es así, que no es el ALBA el que ha propiciado la destrucción del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, sino las naciones poderosas, que lo han utilizado como instrumento para agredir a los países que no están alineados a sus intereses imperiales y despóticos.

Desde su nacimiento el ALBA ha actuado y seguirá actuando como un bloque político contra hegemónico opuesto a la pretensión de los centros imperiales de continuar imponiéndole al mundo la vigencia de instituciones caducas que ya no responden al sentir ni a los intereses de nuestras naciones soberanas e independientes.

De allí que ni las posiciones de los lacayos del Imperio como el Sr. Jorge Castañeda, ni las presiones provenientes de los países poderosos harán mella en la firme disposición que tenemos de construir un mundo libre, democrático y de plena soberanía de nuestras naciones.

 

Nota de Prensa

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente