Mataron a los líderes militares de Siria

Publicado el 18 de julio de 2012

1342606348_590498_1342608949_noticia_normalLa cúpula de la seguridad del régimen de Bachar el Asad fue víctima este miércoles por la mañana de un atentado durante una reunión en la sede de la Seguridad Nacional, en el centro de Damasco. Se trata de un ataque a la yugular del régimen sirio tras cuatro días de combates en la capital entre los rebeldes y el Ejército regular. La explosión se produjo cuando estaba reunidos varios ministros y altos cargos de la seguridad de Siria.

El ministro de Defensa sirio, Daoud Abdelá Rajha, ha muerto a causa de la explosión. "El general Daoud Rajha ha sido asesinado en el atentado terrorista contra la sede de la seguridad nacional", confirmó la televisión siria.

También ha fallecido el general Assef Shawkat, cuñado del presidente El Asad y viceministro de Defensa, según adelantó la televisión del grupo libanés Hezbolá, Al Manar, citada por Reuters, y confirmó después la televisión oficial. Shawkat, al que en un primer momento se contaba entre los heridos, murió en el hospital.

De credo alauita, como el presidente Al Asad, Shawkat ocupaba el cargo de viceministro de Defensa desde septiembre de 2011, y fue en el pasado jefe de la Inteligencia militar. Era considerado uno de los máximos responsables de seguridad y era parte del círculo más cercano al presidente.

En la explosión ha habido más muertos y varios heridos graves. Entre los heridos se encuentra el ministro del Interior Mohamed Ibrahim Shaar.

Según la agencia estatal de noticias Sana, el atentado ha sido perpetrado por un guardaespaldas del ministro de Defensa fallecido, Daoud Rajha. El dato ha sido confirmado por una fuente de la seguridad siria citada por Reuters. Sin embargo, sigue habiendo confusión respecto a la autoría del atentado.

El viceministro de Defensa y cuñado de El Asad, Assef Shawkat. / AFP

A mediodía, dos grupos rebeldes se atribuían el ataque. El grupo Liwa al Islam, afirmó en su página de Facebook que había “acertado en la célula que llaman la sala de control de la crisis en Damasco”. “Informamos con alegría al pueblo sirio y especialmente a los habitantes de la capital que el Centro de Seguridad Nacional, que incluye la célula de crisis, ha sido alcanzado por un explosivo de la brigada Sayed al Shuhada de Liwa al Islam”, dice el comunicado. “han muerto varios pilares del régimen”.

El Ejército Libre Sirio, por su parte, también se atribuyó el atentado, según un portavoz llamado Qassim Saadedine, citado por Reuters. “Este es el volcán del que hablábamos. Acaba de empezar”, dijo. Los rebeldes afirmaron el martes que había comenzado una operación final a gran escala contra el régimen de El Asad a la que llamaban volcán de Damasco y seísmos de Siria.

Las fuentes en las fuerzas de seguridad sirias afirman que fue un guardaespaldas del ministro de Defensa el que hizo estallar los explosivos durante la reunión de la cúpula de seguridad. Un portavoz de Liwa al Islam citado por Reuters aseguró que no se trataba de un atentado suicida, sino que “sus hombres” habían logrado colocar allí los explosivos y que llevaban preparando el atentado un mes.

Sin embargo, otro portavoz del ELS se desvinculó de los hechos y afirmó que el régimen está detrás de la explosión. En declaraciones a Efe a través de Internet, el portavoz del ELS dentro de Siria, el coronel Qasem Saadedin, aseguró que empieza a ser habitual que "el régimen cometa este tipo de atentados antes de las reuniones del Consejo de Seguridad de la ONU". Este miércoles está previsto el debate de una nueva resolución.

La misma fuente afirma que miembros de los grupos rebeldes presentes en Damasco dijeron por teléfono que agentes de la Guardia Republicana del régimen han acordonado el hospital Shami de la capital después de que las ambulancias llevaran allí a las víctimas de la explosión.

El centro de seguridad se encuentra muy protegido en el barrio de Rada, en un barrio muy cercano al palacio presidencial, en el centro de la capital. La Seguridad Nacional está dirigida por el general Hicham Ikhtiar, que ha resultado herido en el atentado según han informado fuentes de seguridad citadas por Efe.

A las dos horas de conocerse el atentado, el Ejército sirio hizo público un comunicado en el que promete castigar a los responsables del atentado y afirma que "cortará cualquier mano que dañe la seguridad nacional". "Las Fuerzas Armadas están decididas a exterminar las bandas de asesinos y criminales y perseguirlas donde quiera que vayan", dice el comunicado, leído en televisión. "Quienquiera que piense que por atacar a algunos jefes militares va a torcer el brazo de Siria, está delirando".

Agencias

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente