ARGUCIAS Y MARRAMUCIAS

Publicado el 10 de diciembre de 2016

labrador1-516x600-516x600-516x600

Abog. Eduardo Labrador

La derecha  internacional  sumada a la derecha  venezolana que  hacen  la  conjura  bajo la  sombra de  la oposición mantienen una  guerra  económica, asimétrica y sui  generis  en Venezuela  que  busca caotizar  al país para hacerse  con el  poder y  así  repartir  en  pedazos nuestra riqueza  nacional.

El lubricante  de nuestra  economía expresado  en la moneda es  objeto de  un ataque permanente, descarado e  irracional, basta observar  como los  destructores del  valor del bolívar operan con especial  refugio  a  solo metros de  nuestras  frontera con  Colombia,  o  peor aun a  través de  la  fuga de capitales  en  transacciones a  entidades o negocios  colombianos que operan  en los  municipios  fronterizos  y  gozan del amparo del artículo ocho,  que  les  permite establecer  su  propia tasa  de cambio con respecto al bolívar.

Pero  además de eso  el comercio,  es  inducido  todos  los  días  a  devaluar nuestra  moneda  frente  al dólar a  través de  paginas  como el Dólar  today con el apoyo del estado  norteamericano. Asimismo  los  mercaderes de la desestabilización impulsaron  la desaparición  física de nuestros  billetes, concentrándolos  y  luego enviarlos a Colombia e  incluso a Alemania y  Suiza, destinos  en donde  se investiga actualmente  el propósito de  mantener tanto  dinero físico venezolano .

Sumado a  toda esta  argucia, se  sumaron en estos  días  los  ciberataques al  sistema de  pago con  tarjeta,  y la  falta de  circulante desde  los  banco del sistema  financiero nacional. Así es  como buscan  los  votos los  señores que  apoyan a  la MUD. Con violencia, muertes y desestabilización.

Frente a tales hechos   el banco central  ya  anuncio  la aparición de nuevos  elementos  en  el  cono monetario. El nuevo billete de 500 bolívares muestra la misma imagen de la antigua, con el rostro de Francisco de Miranda.  Su color es azul con gris. El billete de 1.000 bolívares toma el mismo formato con la cara de Pedro Camejo. Es de color morado. El billete de 2.000 bolívares retoma la imagen del Cacique Guaicaipuro, Cambió a color naranja. El billete de 5.000 bolívares, tiene la imagen de Luisa Cáceres de Arismendi, Su color rosado pasó a verde. El billete de 10.000 mil bolívares, cuenta con la figura del maestro Simón Rodríguez, Su color es verde. Y el billete de alta denominación es el de 20.000 bolívares, con el rostro del Libertador, que  se  introducirán  paulatinamente a partir del 15 de diciembre y  esto  permitirá  mayor  fluidez en la relaciones  comerciales.  Sin embargo  hay  que señalar  que  estos  ataques  a  la moneda,  se  producen en momentos  en que la dirigencia  opositora a perdido  credibilidad,  entre otras  aspectos  por  la falta de liderazgo, y  justo  cuando vienen  la  fiestas  decembrina  con  la  intención  de crear  zozobra  en la  gente  e  intentar  empañar la  tranquilidad  y  disposición al  encuentro  familiar .

Trataron colapsar  el sistema  financiero al buscar desaparecer  los  billetes de 100 y  cincuenta  bolívares, crearon  un sistema de  merma y  fuga de capital utilizando el andamiaje  comercial  colombiano, financiaron la  compra de billete venezolanos, y finalmente  atacaron  al sistema financiero. Todo  ello buscando  votos,  es  importante  que  el pueblo  entienda la  argucias y  marramucias  políticas de los  enemigos  del  país representados  en la MUD.

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente