Las Atrocidades de JP

Publicado el 4 de julio de 2017

lab-1-1

Abog. Eduardo Labrador

Que  podemos esperar  de quienes  nacieron en la política a  la sombra de la juventud copeyana, en tiempos de las bandas armadas que controlaban y controlan la Universidad del Zulia (LUZ), ustedes debe acordarse bien de eso.  Por eso no extraña  que no consiga  ver  en sus compinches la maldad insana y el odio con el que  intentan hacer política tratando de socavar  un gobierno legitimo, solo  por  el afán vil de dinero y  la ostentación del poder.

Hombres como  Padrino López, son ejemplo de virtudes cosechada en nuestra alma  mater la academia Militar de Venezuela, pero claro, ustedes, no saben de eso.

En la Venezuela copeyana, apoyada y respalda por  ustedes  y sus  familiares, todos cabilderos de oficio,  donde no existían  programas de opinión, donde se clausuraron medios  y se desaparecieron personas , si  en esa democracia de la perrarina  para  la gente, de  la  Venezuela hipotecada, del chinito de recadi, y del 70  por ciento de  pobreza.

Ustedes, los terroristas, no nos engañan,  sabemos del guion del terror, del plan para  destruir a Venezuela, de su afán de liquidar nuestra  constitución para  poder hacer  una  nueva  donde  puedan echar mano del recurso  petrolero  y  pagar  con  ello  el financiamiento de esta campaña de terror  que lleva  17  años.

Puro cuento y melodía, sus notas  no resisten un debate  serio ni en lo jurídico ni  en lo político, ya que no  hizo mención a  los  venezolanos  que han sido asesinados por  sus acólitos,  el hombre quemado, la  utilización de  menores  como  carne de cañón, todo no es  más  que  una  guerra mediática basada  en la repetición sin fundamentos.

Los excesos y actuaciones indebidas de  la fuerzas del orden son tratados y sometidos a correctivos públicos  y notorios, pero ustedes, le dan armas, dinero, comida y direcciones a sus vándalos, dígame no lo ve, no lo sabe, no lo ha sentido así.  Entre  otras cosas  porque los  hijos de  las dirigencia de la oposición no está allí,  los hijos de María Corina, de Julio Borges, donde están. En que democracia  viven.

Las atrocidades señor Guanipa son haber quemado una sala de niño, guarderías, atentar contra  los centros de atención integral, asesinar  a los venezolanos  a tiros, a palos, quemarlos, con guayas, explosivos y siempre bajo el estigma de la cobardía, mientras algunos de esos malévolos dirigentes están echándose  un pamperito en el bar de la esquina.

No existe  ningún  régimen, lo  que  hay  es un modelo político progresista revolucionario,  profundamente nacionalista y chavista, lo que hay  es  una unión cívico militar , lo que  hay  es  una voluntad  inquebrantable de que los  culpables de esas atrocidades no vuelvan jamás a gobernar a Venezuela .

Seguramente usted es un admirador de Almagro, Uribe, Hitler, Santander y quizás hasta de judas, esto nada más es una presunción pero que bueno sería si en su vocación de servicio  complementa  lo teórico con lo vivencial, lo social utilizando adecuadamente  las categorías de análisis parta llegar a las conclusiones  que llegamos las mayorías. No cabe duda que vosotros  sois la amenaza sobre Venezuela pero no tendrán éxito.

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente