Maduro anuncia cuatro nuevos municipios que se suman al estado de excepción en el Táchira

Publicado el 28 de agosto de 2015

“Para limpiar de paramilitarismo, criminalidad, bachaquerismo, narcotráfico, es que he decidido cerrar la frontera de la zona número 2 del estado Táchira en los municipios de Lobatera, San Juan de Colón, La Fría, García de Hevia, Panamericana y Coloncito, a partir de las cinco de la mañana se aplica un plan especial de cierre”

De esta manera anunció el presidente Nicolas Maduro, la incorporación de cuatro nuevos municipios del Táchira a la medida de cierre implementada desde el pasado sábado 22, durante un acto político celebrado en Miraflores en apoyo a esta medida, donde se congregaron cientos de militantes del chavismo.

El presidente Maduro, quien no dio mayores detalles sobre la medida, justificó el cierre luego de que dio a conocer que hubo un nuevo enfrentamiento entre funcionarios de la FANB y presuntos paramilitares y que resultó en la captura de uno de los agresores.

Además, indicó que decidió movilizar tres mil hombres de la FANB para buscar a los señalados como presuntos paramilitares en la frontera.

“Colombia no ha hecho nada”

El Presidente aseguró que “bastante paciencia” ha tenido y recordó que “hace 1 año le dije a Juan Manuel Santos: Vamos a hacer un plan para combatir el contrabando, el bachaqueo, los paramilitares, y 1 año después del lado colombiano no han hecho nada”.

El mandatario venezolano recriminó a su par de Colombia que la situación en la frontera “está peor. Hay más contrabandistas, hay más crimen”. Esto hizo desde Miraflores, en una tarima que recibió a la marcha oficialista convocada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

En este sentido, Maduro aseguró que tomará medidas estructurales y radicales referentes a la coyuntura en la frontera entre Venezuela y Colombia.

“¿Qué quieren que yo haga? ¿Quieren que sea débil ante la oligarquía colombiana? (…) ¿Hasta cuándo Colombia va a cerrar los ojos de los problemas que son única y exclusivamente de ustedes?”, preguntó el mandatario venezolano a la multitud.

Maduro aprovechó para pedir al presidente Juan Manuel Santos que no se sume a una “guerra contra el pueblo venezolano” ni a una presunta “campaña de odio que desarrollan televisoras de Colombia, mintiendo y manipulando”.

Propuestas

Nicolás Maduro propuso a Juan Manuel Santos arreglar sus agendas para sostener un encuentro “donde él quiera, cuando quiera y cómo quiera”, para así “ponerle el cascabel al gato” y “vernos las caras usted y yo”.

Además, informó que propondrá a la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) que, “en acuerdo con el Gobierno de Colombia, crear una Comisión de la Verdad Sudamericana que vaya a observar la situación de la frontera.

“Voy a proponer a Unasur, en acuerdo con el Gobierno de Colombia, porque aquí nadie puede imponer su posición, nadie va a venir a imponernos cosas, ni en la OEA, a la cual no reconocemos ninguna utilidad y valor para meterse en estos asuntos, la OEA debe sacar sus narices de estos asuntos, fuera la OEA. Una comisión sudamericana de la verdad que venga a ver la situación de la frontera, del narcotráfico, paramilitarismo, de economía criminal, y que venga a decir al verdad que no quiere decir ni CNN ni caracol, ni todos los medios basuras internacionales”, dijo.

Comentó que hasta que el Gobierno de Colombia no prohiba la venta de productos venezolanos en su territorio y hasta que no se “acabe el ataque a la moneda en la frontera no voy a abrir la frontera hacia el norte de Santander”.

Además, aseguró que “casi el 80%” de las personas que entran a  través de la frontera con Colombia “vienen a llevarse toda la gasolina y la comida de los venezolanos, el champú, el jabón, los pañales, la leche, la carne, la medicina, ¿o miento? Reto a alguien de Colombia a que me desmienta”.

“Mientras se designa y llega la comisión he ordenado que continúe el censo y la restructuración profunda de los seis municipios de la zona número 1 del Táchira”, dijo.

Poblado de “La  invasión”

El mandatario nacional aseguró que el barrio la invasión era una presunta base paramilitar, que estaba gobernada por efectivos paramilitares, y “toda esa gente que vivía ahí eran esclavos económicos, bachaqueros de paramilitares, y habían mujeres sometidas al esclavismo sexual”.

Por otra parte, negó que los ciudadanos colombianos que regresaron a Colombia “no fueron deportados, fueron repatriados. Fueron regresados a su lugar de origen. Ellos quisieron irse lo más rápido posible porque tenían miedo de las investigaciones”.

“Los que no cumplieron delitos se regresaron apenas se terminaron los protocolos”, dijo.

Aseguró que fueron capturados 10 paramilitares “y están confesando, era una base paramilitar espejo de una que hay que Cúcuta”.

Nota especial de El Universal / www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente