Rafael Ramírez: No voy a demandar a la AN sino a Freddy Guevara

Publicado el 19 de noviembre de 2016

rafael_ramirez_peq

El embajador de Venezuela ante la Organización de la Naciones Unidas, Rafael Darío Ramírez, llegó esta semana al país para defender su nombre, tal como lo dijo a Últimas Noticias en una conversación.

El que fuera cabeza del otrora Ministerio de Petróleo y Minería y también presidente de Petróleos de Venezuela, hoy en el ojo del huracán, aseguró que recaba todos y cada uno de los documentos con los que demandará, no a la Asamblea Nacional, sino al mismísimo presidente de la Comisión Permanente de Contraloría, Freddy Guevara, cuyo nombre -dice- no mencionará.

Rafael Ramírez cuenta que pese a sugerencias de hacer caso omiso a la denuncia formulada por la Asamblea Nacional, decidió “defenderse” de las acusaciones sin sustento y del linchamiento moral del que asegura fue objeto.

“Voy a demandar a Freddy Guevara, pero Ismael García no me interesa. Debe andar todavía muy mal el pobre por la traición al comandante Hugo Chávez. A ese lo dejo quieto”, dijo el alto funcionario, con un dejo de sorna y fresco interior.

Más allá de ahondar en las denuncias puntuales del expediente en su contra, Ramírez conmina a la AN a trabajar en función del pueblo y de las promesas que le hicieron.

Ramírez, fiel a su costumbre, no deja de lado el tema de lo energético, y también ahonda en el turbulento negocio petrolero, el eventual acuerdo de congelamiento o recorte en la próxima reunión ministerial de la Opep, y de lo que el recién electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pudiera significar para el mundo de la energía fósil.

De acuerdo con su discurso de campaña, Trump no solo mantendrá su norte en la autosuficiencia energética y dará incentivos a los productores de los crudos de lutitas, sino que estima prescindir de las importaciones de petróleo crudo.

¿Qué visualiza usted para el mundo petrolero?

¿Qué se puede esperar de Trump en el mundo petrolero? Que los norteamericanos sigan haciendo el esfuerzo de mantener su producción al máximo. La pregunta es si va a poder o no. Pero más allá de lo que haga Estados Unidos, la Opep tiene que seguir haciendo lo que está haciendo ahorita, que es lo correcto, defender sus precios. Y no sobre producir atentando en contra de ella misma, como lo han hecho algunos países miembros.

¿No hay que temer entonces al fracking y a la posible producción que se sume al mercado?

Hay mucha confusión. Se dice por ahí que el fracking derrotó a la Opep. Eso no es verdad. Lo que derrotó a la Opep fueron los desacuerdos políticos y los conflictos geopolíticos que existen entre los países del Golfo e Irán; entre los países del Golfo y Rusia. Entonces, es una estrategia de hundir al mercado petrolero, justamente para debilitar.

Según Ramírez, “el fracking iba a venir de cualquier manera”. Considera que es una realidad con la que hay que convivir, por lo que la Opep debe orquestarse y unirse en estrategias conjuntas que minimicen el impacto.

Estima que para el crudo en general siempre habrá mercado, toda vez que las dietas requeridas por las refinerías determinan las necesidades de crudos livianos y medianos.

¿Y cuánto fuelle tiene el crudo de lutitas?

Se habla de que no es una producción que vaya a durar mucho tiempo por el tipo de reservorio. Pero hay que vivir con esa variable. Estados Unidos puede decidir mañana, por ejemplo, hacer más plantas nucleares, y eso desplaza al petróleo. Debemos, sí, seguir monitoreando el mercado e ir actuando en base a la acción conjunta de los países Opep.

Hay que buscar la unidad. Rafael Ramírez asegura que, pese a las bajas sensibles que ha sufrido la izquierda en la región, es clave para América Latina seguir buscando espacios de integración.

¿Qué podría esperar la región del nuevo gobierno de Estados Unidos?

América Latina siempre tiene que contar con ella misma. No puede esperar nada de Estados Unidos porque tenemos intereses completamente distintos. Estados Unidos nos quiere mantener dominados y nosotros queremos ser independientes.

El embajador de Venezuela ante la ONU se muestra preocupado porque América Latina está sufriendo los embates de gobiernos de “derecha”. Asegura que quieren acabar con los logros de la integración, como la creación de Unasur y el fortalecimiento del Mercosur.

“Están tratando de disgregar todos los pactos regionales. Eso no nos conviene, es un retroceso tremendo para nuestra región. Así que hay que seguir trabajando por la integración”, sentenció.

Vía Ultimas Noticias/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente