El Gobernador Arias Cárdenas anuncia bombardeo de nubes como método para controlar la sequía

Publicado el 3 de julio de 2014

 

Se espera que con este método sea efectivo para lograr la aparición de precipitaciones en la región
AriasC-400x266

En la constante búsqueda de soluciones para las problemáticas y necesidades que aquejan a los ciudadanos, el Gobernador de la región zuliana, Francisco Arias Cárdenas se manifestó durante parte de la rueda de prensa ofrecida en la residencia oficial sobre la situación de sequía que se presenta en el Zulia producto del Fenómeno del Niño.

Ante la disminución del vital líquido que presentan los embalses, el Mandatario regional explicó que se realizará un esfuerzo técnico para llevar a cabo el bombardeo de nubes a fin estimular la aparición de las precipitaciones que se requieren con urgencia en la región para normalizar la situación con respecto al agua.

“Es una práctica que ha resultado en otras ocasiones”, aseguró de manera optimista el Gobernador del estado Zulia. Realzando su fe, también puntualizó que la oración es valedera, por lo que invitó a pronunciar oraciones para contar con la bendición de Dios de modo que guíe las acciones a un verdadero fin de la problemática.

Hizo un llamado a la ciudadanía para incentivar el cuidado de la naturaleza, para que se desarrollen comportamientos más amables con el entorno natural: “Cuidar nuestra naturaleza es también una manera de amarnos a nosotros mismos”.

De igual forma se refirió a la siembra de malanga, planta que es responsable en parte de la desforestación y la desaparición del curso normal de agua contribuyendo a agravar el inconveniente de la sequía que continúa en aumento. “La desforestación ha incidido muchísimo, aún más con el uso de cultivos negativos, depredadores, como la malanga”

El Gobernador Arias Cárdenas destacó que se llevó a cabo una manifestación de ecologistas desde la Biblioteca Pública María Calcaño hasta el Consejo Legislativo del Estado Zulia en símbolo de rechazo a la siembra de la malanga que trae consecuencias considerables para la región como sedimentación y la desaparición de plantas que favorecen la presencia del agua. “No es dañar a quienes realizan las plantaciones de malanga, pero si hay algo que daña a la naturaleza debe evitarse”, concretó.

Invitó a los ciudadanos tomar las previsiones necesarias y ser comprensivos ante la dura situación de la sequía que espera resolverse con el bombardeo de nubes. Cabe resaltar que descartó el posible uso de las aguas pertenecientes al riego de las plantas en el Jardín Botánico.

Nota de Prensa OIPEEZ

www.diariorepública.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente