Falla en línea de Yaracuy recrudecen “cortes” en el Zulia

Publicado el 10 de mayo de 2019

“Ayer (miércoles) hubo un evento en una de las líneas Yaracuy-El Tablazo, que está en proceso de reparación, y otras están en proceso de mantenimiento, y vamos a tener, a lo mejor, esas fluctuaciones”, respondió ayer el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, cuando se le consultó sobre las dos o cuatro horas  de luz diarias que reportan desde varios sectores de Maracaibo.

 

Prieto, sin embargo, sostuvo que están trabajando para fortalecer el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) “y nosotros que estamos de últimos en la distribución de la energía, nos causa un malestar muy profundo (…) la administración de la carga”.

Recordó que los alcaldes están trabajando también en el mantenimiento de las estaciones y de las subestaciones.

 

Señaló que el Zulia no se ha desconectado del SEN y que el estado recibe de él cerca de “870 megavatios”, de  1.600 Mw, demanda mínima de la región.

Afirmó que se encuentran activando las plantas termoeléctricas Ramón Laguna y Termozulia, para “poder incorporar más de 300 megavatios por autogeneración para lograr equilibrar la demanda de occidente, que es la que más nos está causando el malestar en la población”.

 

Desde varios zonas de la ciudad han denunciado que solo reciben 3, 4 o seis horas de servicio eléctrico cada día, lapsos que distan del plan 6×6.

 

Cansados de las fallas en la luz, habitantes de los sectores Nueva Vía, Primero de Mayo y La Selva cerraron la circunvalación 1 en Maracaibo por racionamientos de 22 horas diarias.

 

A estas quejas, se les sumaron las protestas en San Jacinto, Ziruma, La Trinidad, Las Tarabas, El Naranjal y El Cují, La Picola, Tierra Negra y Mara Norte.

 

“Por aquí nos dan tres horas del luz y a veces repartidas, sobre todo en la mañana o en la noche. Siempre duermo sin electricidad. Nadie se aguanta esto”, narró María Vargas, de San Jacinto.

 

El norte sigue fuertemente apaleado en los racionamientos. Cristina Gutiérrez, del sector 8 de San Jacinto, denunció que además de no tener varias horas continuas con servicio,  “una iguana explotó en el sector 8 de San Jacinto, luego de que unos trabajadores de Corpoelec hicieran unos trabajos”.

 

En un circuito de la parroquia Chiquinquirá, muy cerca de la avenida Las Delicias, la luz se va a las 2:45 pm. y llega a las 9:00 de la noche máximo; dura unas dos horas, se vuelve a ir y no la vemos hasta el otro día a las 8:30 am.”, contó Adrián López.

 

Sabrina Acevedo que las comunidades circundantes al Hospital Clínico solo reciben 3 horas de electricidad diarias, lo que ocasiona que “no se puede dormir, las tiendas y los centros de salud estén cerrados. ¡Al menos cumplan el cronograma!”, dijo.

 

Pero también en el sur viven este calvario, pues en San Francisco, a juicio de Massiel Marto, “la calamidad de la luz que la racionan entre 12 y 20 horas por día”, les causa desespero; “eso sin contar la falta de agua y los precios astronómicos de la comida”.

 

En los edificios San Felipe, también en la localidad sureña, “a veces tenemos el 6×6, pero también nos quitan la electricidad por 13 horas y los bajones son interminables”, comentó Aranza Rincón, quien aseguró que “los fines de semana es peor”, debido a que no tienen la certeza de cuándo recibirán el servicio y cuándo no, en lapsos extensibles hasta 12 o 13 horas también.

 

En otros sectores, como Sierra Maestra, se cumple el plan del 6×6.

 

Las fluctuaciones eléctricas ponen a correr a todos por el temor de que se dañe algún artefacto eléctrico

 

Via Panorama/Diario Republica

www.diariorepublica.com

 

Palabras clave:  , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente