Papa Francisco pidió no olvidar violencia del 2015 y afirmó que “el bien siempre vence”

Publicado el 31 de diciembre de 2015

papa-francisco-800x4501

El papa Francisco hizo hoy balance del 2015 y pidió no olvidar los “muchos días marcados por la violencia”, pero tampoco los grandesgestos de bondad que, a su juicio, “no deben ser ensombrecidos por la prepotencia del mal”.

Así lo dijo durante la celebración de las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios, una ceremonia solemne celebrada en la basílica de San Pedro y en la que se entonó el “Te Deum” de acción de gracias por el año pasado.

“No podemos olvidar que muchos días han estado marcados por la violencia, la muerte, los indecibles sufrimientos de muchos inocentes, de refugiados obligados a abandonar sus países, de hombres, mujeres y niños sin un hogar estable, sin comida o sustento”, manifestó el pontífice en su homilía.

Por otro lado, llamó a recordar los “grandes gestos de bondad, amor y solidaridad que han llenado las jornadas de este año”, aunque, según recalcó Bergoglio, “no se han convertido en noticia para los informativos”.

“Estos gestos de amor no pueden y no deben ser ensombrecidos por la prepotencia del mal. El bien siempre vence, aunque en algunos momentos pueda parecer débil u oculto”, aseguró.

En este último día del año, según el papa argentino, es preciso “verificar si los hechos del mundo se han producido según la voluntad de Dios o se ha atendido prioritariamente a los proyectos de los hombres, a menudo cargados de intereses privados, de insaciable sed de poder y de violencia gratuita”.

En calidad de obispo de Roma, también repasó la situación que ha vivido la capital italiana en los últimos doce meses, marcados por casos de corrupción y mafia y por una acuciante crisis política que derivó en la disolución de su propio ayuntamiento.

La ceremonia comenzó a las 17.00 local (16.00 GMT), cuando el papa, ataviado con paramentos blancos, propios de este periodo, besó una representación del Niño Jesús ubicada a los pies del altar mayor al tiempo que el coro de la basílica entonaba “Noche de Paz”.

Tras su homilía, Francisco permaneció varios minutos arrodillado en el altar papal, en señal de adoración ante el ostensorio con la hostia consagrada.

Vía Panorama/WWW.DIARIOREPUBLICA.COM

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente