Advierten que hospitales se van a desplomar si continúa la fuga de talento

Publicado el 3 de enero de 2013

image

Amadeo Leyba, pediatra con amplia trayectoria en el ejercicio de la medicina pública y actual presidente del Hospital de Clínicas Caracas, no duda en señalar que el sector salud debe tener como su principal reto para el 2013, evitar la migración de profesionales de alto nivel a otros países.

Detalló que especialidades como neonatología,  terapia intensiva, tanto de adultos como pediátrica, nefrología, oncología y anestesiología, presentan grandes vacíos.

¿Cómo fue la situación del sector salud en el año 2012? 

En el sector de la salud, tanto público como privado, hubo mucha congestión de pacientes. En el caso del Hospital de Clínicas Caracas, las instalaciones permanecieron, entre comillas, colapsadas.Los tiempos de espera por atención aumentaron mucho porque la demanda, sobre todo en los servicios de emergencia de adultos y niños fue muy alta. Inclusive, de lunes a viernes, la ocupación era de más de 100%. Las personas en espera superaron la cantidad de camas.

¿A qué se debió este gran colapso? 

Fundamentalmente a que el sector público amparó, de manera loable y noble, a los empleados y obreros con pólizas privadas. Estas personas prefirieron acudir a instituciones pagas y no a los propios hospitales públicos a los que normalmente acudían.

¿Qué avances y retrocesos ha tenido la salud pública con la actual gestión? 

En el sector público se mejoró mucho la atención del nivel primario. Pienso que el programa Barrio Adentro fue en sus inicios muy exitoso, y cumplió una excelente labor en las comunidades. Lamentablemente el programa ha decaído. Igualmente, los Centro de Diagnóstico Integral (CDI), han funcionado excelente. Son centros que tienen una infraestructura un poco más avanzada que la primaria y permiten la solución de muchos problemas. Estos CDI, hasta el momento, no han decaído, y creo que están llevando a cabo una excelente función.Lo que sí es indudable, es que ha habido una crisis a nivel hospitalario, especialmente en los centros de alta prestación de servicios. Tal es el caso de: El Algodonal, el Hospital Vargas, el Hospital de Niños, la Maternidad Concepción Palacios, Los Magallanes de Catia, y el de algunos periféricos, como el de Coche y el de Catia.Estos hospitales, que son de alto nivel, sí han tenido una merma importante. Eso ha hecho que las clínicas privadas tengan este colapso que mencioné anteriormente.

¿Es ese el principal problema para el sector? 

Uno de los problemas más graves que yo veo en este momento, es el asociado a la migración de los profesionales de alto nivel. Están dejando muchos puestos vacíos y son difíciles de reemplazar. Son varios los hospitales que tienen un déficit importante de anestesiólogos, neonatólogos, especialistas en terapia intensiva, nefrólogos, oncólogos.El concepto de ser un hospital de alto nivel se va a desplomar si no toman en cuenta esta deserción profesional.

¿Ocurre también en el sector privado?

 Esto no ocurre solo en el sector público, sino que se está viendo en el privado. Al terminar el año 2012, en el Hospital de Clínicas Caracas contabilizamos 60 migraciones a otros países de especialistas de muy alto nivel.Los galenos partieron a países como Portugal, España, Italia, Rumania, Israel, Panamá y Estados Unidos. Uno de ellos había hecho cursos en pediatría, neonatología, cardiología y terapia intensiva. Era casi el médico perfecto para atender niños con problemas graves, y eso no son menos de 15 años de formación.El problema es que no se va el médico de un nivel básico, sino profesionales a los que cuesta mucho formar. Por ejemplo, un terapista intensivo tarda no menos de 6 años en consolidarse después de graduado de médico. Formar un alergólogo y un cardiólogo tiene una duración similar.Sin embargo, estos reemplazos se hacen con mayor facilidad que en las instituciones públicas. Las diferencias de trabajo y remuneración son bastante distintas, por lo que a nivel privado no se siente tanto el vacío. Pero estamos preocupados porque si esa tendencia sigue así, los niveles de altísima profesionalidad van a ser muy menoscabados.

¿Cuáles son las áreas más críticas? 

Las que presentan más déficit, a mi juicio, son neonatología,  terapia intensiva, tanto de adultos como pediátrica, nefrología, oncología y anestesiología. Éstas son las que realmente salvan vidas, porque un paciente con fiebre tiene muchas opciones, pero alguien que requiere terapia intensiva, si no hay un buen profesional que lo atienda, bueno, las cosas no van a ir bien.

¿Qué retos enfrenta el sector de la salud en el año 2013? 

El primer reto del sector público y privado es ponerse de acuerdo para evitar estas migraciones de profesionales. No es fácil, porque se está perdiendo un recurso casi irremplazable.El anestesiólogo que se fue a Portugal es uno de los más grandes reconocidos a nivel internacional en cuanto a anestesia para cirugía del corazón. Ese tipo de personal tarda muchísimos años en formarse. Los otros países son lo que se están beneficiando.

Vía El Universal

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente