Otro paciente sospechoso de chikungunya en observación

Publicado el 31 de mayo de 2014
mosquito, zancudo, virus
Hace cinco meses, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó sobre la presencia de los primeros casos de fiebre chikungunya en el continente americano, específicamente en las islas del Caribe. El jueves en la noche, el Ministerio de Salud informó sobre el primer caso sospechoso de ese virus en Venezuela y este viernes el segundo.

El director general de Salud Ambiental del Min-Salud, Jesús Toro Landaeta, explicó que el primer caso se trató de una mujer que viajó a República Dominicana, tenía semanas con dolor articular e incluso tenía síntomas cuando viajó a la isla. Le tomaron la muestra y este viernes en la mañana obtuvieron el resultado negativo.

“Esa es una buena noticia, el sistema de vigilancia funcionó, vimos si hubo fallas y las corregimos. Ahora tenemos un segundo caso sospechoso, un joven de 17 años que viajó a Santo Domingo, República Dominicana, a un evento deportivo. Llegó el domingo pasado a Maiquetía, tuvo fiebre de un día de duración, enrojecimiento de la piel sin manifestaciones de artritis. Acudió a un centro médico y, al decir que estuvo en Dominicana, se activó el sistema de vigilancia, se tomó la muestra de sangre y se ejecutaron las medidas de control de vectores y fumigación en la residencia del paciente y alrededores”, detalló Toro. Agregó que los resultados sobre la confirmación o descarte del virus las tendrá entre lunes y martes.

Ambos casos, por ser personas que viajaron a Dominicana, se consideran casos sospechosos “importados”. En esa isla van 8.017 casos sospechosos y 17 confirmados.

“Como ambos vienen de Dominicana, estamos más atentos con esos vuelos, pero igual mantenemos las medidas de vigilancia y control en puertos y aeropuertos. Esa es una labor que hacemos discretamente, además, cumpliendo el Reglamento Sanitario Internacional”, señaló el director nacional de Salud Ambiental.

Medidas. Toro Landaeta aclaró que, como ese virus se transmite solo a través de la picada de zancudos -es decir, no es contagioso-, no es necesario aplicarles cuarentena a todos los pasajeros del vuelo.

“Cualquier persona que viaje a uno de los países afectados y presente fiebre alta con dolores en articulaciones, especialmente en manos, dedos, muñecas o tobillos, dolor de espalda o erupción roja en la piel, acuda al centro de salud público o privado más cercano, diga los síntomas y a dónde viajó. Allí, el médico debe llamar al servicio de epidemiología más cercano, le tomarán la muestra y la llevarán al Instituto Nacional de Higiene. El epidemiólogo dirá que hay un caso sospechoso y una cuadrilla irá a la residencia de enfermo. El paciente se recupera en su casa usando repelentes y mosquitero para evitar que los mosquitos propaguen el virus”, indicó.

Mosca con el agua almacenada
El zancudo patas blancas (Aedes aegypti), conocido por transmitir el dengue, también transmite el virus chikungunya. Aunque suele pedirse fumigación para matarlos y evitar el dengue, el director de Salud Ambiental del Min-Salud, Jesús Toro Landaeta, asegura que más efectivo es eliminar los criaderos, pues en un pipote, caucho o botella al aire libre con algo de agua, puede haber cientos de larvas, las cuales mueren al vaciar esos recipientes. En cambio, en las fumigaciones se mata a los mosquitos adultos que estén volando en ese momento y su efecto dura 20 minutos. “Después pueden nacer más y no se va a fumigar las 24 horas. En el país hay seis millones de hogares; se necesita un batallón para ir a todas las casas a abatizar o fumigar. Por eso, lo más efectivo es que en cada hogar eliminen los criaderos, y ahora que se está almacenando agua, por favor, manténgalos cerrados herméticamente”.

ÚN/www.diariorepública.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente