Hombres: Esta noche de San Valentín el vino tinto puede ser tu mejor amigo

Publicado el 14 de febrero de 2013

El tomar una o dos copas de vino  sobre todo si es tinto ofrece múltiples ventajas para la salud del ser humano; entre otras cosas ayuda a contrarrestar diversas enfermedades sobre todo cardíacas, así como a mantener relajado el cuerpo, lo que se traduce en actitud positiva ante la vida.

De la misma manera, el vino es  famoso por ser afrodisíaco, no es de gratis las escenas más seductoras de la pantalla chica están acompañadas de este elixir del amor y el placer carnal.

Diversas investigaciones han demostrado que junto al chocolate es una de las pocas sustancias que tienen un efecto real de afrodisíaco, sobretodo, en el sexo femenino.

Investigadores de la Universidad de Florencia llevaron a cabo un estudio sobre el efecto del vino en el aumento o la disminución de la líbido en las mujeres, para esto tomaron a 800 mujeres con edades entre los 18 y los 50 años, que tuvieran una vida sexual activa y que no habían sufrido algún trastorno sexual, es decir sin historia de problemas sexuales.

Los científicos apreciaron que luego de consumir uno o dos vasos de vino tinto, el deseo sexual de las damas aumentaba considerablemente en relación a su periodo de abstinencia.

Los autores del estudio están convencidos que el vino tinto aumenta el flujo sanguíneo hacia las zonas claves del cuerpo, entre estos los genitales lo que da como resultado el aumento del deseo sexual, actuando además sobre la  satisfacción sexual, lo que puede resultar beneficioso a la hora de llegar al coito sexual, pues la estimulación clictoriana será mejor recibida, el climax llegará en menos tiempo y los orgasmos serán más duraderos.

Además los catedráticos puntualizaron que gracias a que los antioxidantes contenidos en la bebida ejercen un efecto beneficioso sobre las paredes de los vasos sanguíneos,  los ensancha aumentando el flujo de la sangre. Al consumir el vino en el cuerpo se comienza a desencadenar la liberación de una hormona (polipéptido intestinal vasoactivo) que provoca la vasodilatación no sólo de las estructuras relacionadas con el sistema digestivo sino también de los cuerpos cavernosos ubicados en los genitales.

Así que si quieres lucirte esta noche de San Valentín, has que tu pareja tome una o dos copas de vino tinto y juntos vivirán momentos inolvidables.

Herwin Godoy Briceño/Diario República

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente