La guía del sexo mañanero

Publicado el 27 de noviembre de 2016

buen-sexo

Ah, el sexo mañanero. Algunos lo evitan, otros no pueden vivir sin él. Y si nunca lo has intentado, ¿qué esperas? ¿Una razón médica? Pues ahí te va: La mejor parte del mañanero es que estás descansada y relajada. La relajación es la base de la excitación y es la excusa perfecta para tener un buen día:

  1. Primero el placer: Las mañanas empiezan lentas para la mayoría, así que el mañanero no debería ser apresurado, ni atlético. Empieza a tocarte a ti misma para excitarte, luego toca, besa y chupa el cuerpo de tu pareja. Una vez que las cosas se vayan calentando, no te atrevas a ir al baño a lavarte los dientes, ¡ni quién se vaya a dar cuenta!
  2. Oral candente: Hay personas que reaccionan negativamente ante la precipitación, pero un poco de juego previo puede ser la clave para el placer de ambos. En este caso recomiendo el sexo oral, pues es un estimulante en pareja que puede excitarlos a ambos, sin mencionar que es cómodo y hasta rápido si lo saben hacer bien.
  3. ¿En la regadera? ¿Apurados? Entonces lleven la excitación a la regadera. El sexo en el baño puede despertarlos y darles un toque de sensualidad para empezar el día. Pueden empezar por lavarse, tocarse, besarse y explorar diferentes formas de estimulación. Recuerda, el sexo en la regadera no necesariamente requiere penetración, también puede ser masturbación manual u oral si se puede.
  4. La cucharita: Si hay mal aliento, esta posición es la ideal, pues no necesitan besarse. En lo personal no es la posición más íntima, pero tiene sus grandes ventajas. En primer lugar, él tiene acceso libre a tu clítoris y a tus senos, sin mencionar que la penetración puede ser profunda.
  5. La vaquerita: En contraste con la cucharita, la vaquerita requiere un poco más de trabajo. Pero tomando en cuenta que es la posición más orgásmica para las mujeres… ¿por qué no habrías de hacer el sacrificio? Estando arriba de él no sólo tienes el control del ritmo, sino de la profundidad de la penetración y la estimulación de tu clítoris. Y en lugar de moverte de arriba hacia abajo, intenta hacerlo de adelante para atrás para poner presión en tu clítoris.

 

Vía EmeDeMujer/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente