Acribillaron a un hombre frente a comando policial en Santa Bárbara

Publicado el 22 de agosto de 2017

Once disparos rompieron el silencio, ayer en la madrugada, en la avenida  Bolívar de Santa Bárbara del Zulia. Sonaron muy cerca del centro de coordinación policial del Cpbez en esa ciudad. Un hombre estaba muerto en la acera, al frente.

Ni la cercanía del puesto policial frenó a los asesinos de Will Andry Concho Ochoa, de 36 años. Lo estaban cazando. “Apenas estacionó el Chevrolet Aveo, blanco, y se bajó, apareció la moto con los dos sicarios. Uno se bajó. Se acercó y le disparó 11 veces”, contó un testigo.

Un efectivo del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) que estaba en de guardia en el comando, escuchó los disparos. Al asomarse, vio la moto. “Iba a toda velocidad, hacia San Carlos del Zulia”, contó.

De inmediato, ese agente y los otros que estaban en la comisaría, atravesaron la avenida Bolívar. “Una comisión del Cuerpo de Bomberos de Colón, que pasaba por el sitio, se acercó y verificó que Concho estaba muerto”, dijeron.

Había aparcado el Aveo, blanco, apenas instantes antes. “Lo acompañaba una mujer, de apellido Escalante, de 22 años, quien recibió un disparo en la pierna y glúteo, ambos derechos”, informaron efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes iniciaron la investigación del caso.

Concho conocía el negocio donde decidió estacionarse, para conversar con Escalante. “Él era escolta de los dueños, de nacionalidad china, de ese supermercado”, agregaron los efectivos.

La noticia corrió rápidamente por las poblaciones gemelas: Santa Bárbara y San Carlos. Trascendió que “el Aveo fue retirado del sitio por parientes”. Otros, al llegar al lugar, se abalanzaron sobre el cadáver a llorar.

Las comisiones de la policía científica lo levantaron y lo trasladaron a la morgue del Hospital General de Santa Bárbara del Zulia, para la necropsia de ley.

Detectives informaron: “No hemos recibido, de la familia, información sobre algún problema previo que hubiese tenido Concho. Estamos iniciando la investigación. No se  descarta nada, pero trabajamos sobre venganza”.

El entorno del escolta está siendo investigado. “Hay que analizar bien qué fue lo que desencadenó el homicidio”, agregaron.

Concho había trabajado en un concesionario de vehículos en Santa Bárbara. “Además, era comerciante”, contaron funcionarios. Se analiza también, la ruta que siguió esa madrugada con el Aveo. “Se presume que lo estaban siguiendo hace rato”, comentaron.

sica30.jpg_1826149577

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente