Aquí están los secuestrados en cautiverio del Zulia (2012)

Publicado el 4 de julio de 2012

Andrína Ortigoza secuestradaLa industria del secuestro sigue “engordando” a sus víctimas mientras pasan semanas sin respuesta alguna.

No hay llamadas y el hermetismo familiar es inquebrantable. Las últimas declaraciones del Cicpc se limitan al: “Continúan las investigaciones”, pero lamentablemente no parece haber fuerza que detenga este mil millonario delito.

Aquí están los casos más recientes de 2012 cuyos secuestrados no han podido volver a casa.

Andreína Ortigoza, de 33 años

Secuestrada el 10 de abril en la Urbanización La Paz, cerca de las 8:00 de la noche. La mujer, hija de un ganadero del Sur del Lago, llegaba en su vehículo a casa de su suegra cuando fue interceptada por un grupo de 7 hombres fuertemente armados.

La sometieron ante el pánico de los familiares que se percataban cómo la secuestraban sin poder hacer nada, y partieron sin rumbo determinado.

Hasta la fecha nada se ha conocido del paradero de Ortigoza y su familia permanece inmersa en su búsqueda.

Ramón Vargas, de 65 años

Plagiado a las 6 de mañana del 3 de mayo en el municipio Machiques de Perijá. El ganadero fue interceptado mientras se ejercitaba en el caso central como acostumbraba para mantenerse saludable.

Justo cuando cruzaba por la avenida Artes, frente a la Farmacia Comunitaria, dos hombres lo sometieron y lo embarcaron en un Fiat Palio gris.

Allegados afirmaron que el agropecuario acostumbraba siempre a tomar la misma ruta para caminar y trotar.

Pero sus familiares aún luchan por su regreso. No hay informaciones certeras sobre su paradero y el hermetismo es fuerte respecto al caso.

Según fuentes del Gaes hay comisiones instaladas en Machiques que rastrean pistas sobre Ramón Vargas, pero aún no hay detalles contundentes.

412 JGBcasoSecuestroMarcelinoPirelaMarcelo Pirela, de 71 años

Al dueño de la famosa Ferretería La Principal se lo llevaron el martes 26 de junio cuando salía de su casa rumbo al negocio que fundó.

El comerciante de 71 años fue sorprendido justo en la calle 89 del barrio Panamericano. Iba en compañía de su chofer a bordo de un Chevrolet Aveo gris. Luego de cerrarle el paso con una camioneta Trail Blazer, varios hombres encapuchados se bajaron y, a fuerza de empujones y golpes, lo embarcaron en la unidad para emprender la huida.

También se llevaron a su chofer, pero a éste último lo liberaron unas cuadras más adelante.

La camioneta donde ejecutaron el plagio fue hallada minutos más tarde totalmente quemada en la calle 77 del barrio Carmelo Urdaneta. El vehículo estaba reportado como robado desde junio en Cabimas. Lo habían hurtado del sector La Montañita.

Pirela reside junto a su esposa, una de sus hijas, dos nietos y su yerno en el sector antes mencionado. Su familia teme por su seguridad y dijo que a este se le suben los niveles de lípidos. Pidieron a los secuestradores que dieran sus medicamentos.

wpid-5807bAntonio Ribeiro, de 65 años

Un herrero portugués ha sido la víctima más reciente del secuestro en el estado y tampoco las autoridades han dado con su paradero.

Ribeiro fue plagiado el 28 de junio convirtiéndose así en la cuarta víctima del secuestro en la Costa Oriental del Lago.

El hombre, quien reside en Ciudad Ojeda, había salido cerca de las 2:00 de la tarde en busca de materiales para su taller de herrería, pero no regresó.

“El Portu” como cariñosamente le llaman en el sector habría sido secuestrado muy cerca de su residencia, en la carretera K con calle Alta Tensión..

Horas más tarde, en vista de su tardanza, su esposa y dos de sus hijos intentaron contactarle, pero se les hizo imposible. Ya estaba secuestrado.

Ribeiro, quien cumplía estrictamente con su rutina de trabajo, había salido a bordo de su camioneta marca Tata, vinotinto, la misma que hallaría luego la Guardia Nacional en la estación de Servicios El Cordobés. Allí fue cuando el Grupo Antoextorsión y Secuestro determinó el móvil de la desaparición.

En esa oportunidad, uno de sus hijos comentó a la prensa:

“Papá es una persona diabética, hipertensa y además nerviosa. Queremos pedirles a las personas que lo tienen que le den las medicinas que requiera para mantenerse estable. Él toma Amaryl y Bi-Euglucon”, dijo.

La familia, desde entonces, ha movilizado a la colectividad con potazos, pues aseguran que no tener bienes de fortuna para pagar un rescate que sería excesivamente alto y que los plagiarios ya habrían negociado con ellos.

Redacción

Palabras clave:  , , , ,

// Lea también

// Comente