Asesinato de madre e hija embarazada en Santa Rita podría ser por móvil pasional

Publicado el 3 de julio de 2017

cap

El silencio de la madrugada se rompió ayer en Santa Rita. Una madre y su hija  con cuatro  meses de embarazo fueron acribilladas  dentro de su vivienda en la vereda 1, de la urbanización San Benito.

A las 2:00 am, varios hombres ingresaron a la casa 19. Fueron directo a la habitación principal y  vaciaron sus pistolas en contra de Yerardynes Milena Palencia Martínez, de 32 años;  y de su hija mayor,  Yorjana Isabel López Palencia (14). Recibieron 12 balazos.

Los cuerpos quedaron en el suelo, boca abajo.  Solo dos personas lograron sobrevivir al ataque: un adolescente de 13 años y un técnico de refrigeración que en ese justo momento estaba reparando un acondicionador de aire.

“Estaba durmiendo y me desperté cuando escuché el primer disparo. Me hice el dormido  y no me levanté hasta que  esos hombres se fueron. Ahí vi a mi hermana  Yorjana y a mami en el suelo”, contó  sin lágrimas el jovencito.

Por su parte, el obrero se cubrió con un morral el rostro. Milagrosamente, los sicarios “les perdonaron la vida”. Tampoco robaron objetos de la casa.

El adolescente relató que,   tras el crimen, le pidió al técnico  que se fuera, mientras él  cerró la  vivienda y corrió varias cuadras para notificar a su tía que su familia estaba muerta.

Ni un vecino salió a socorrer a las mujeres.  Al conocerse la noticia, Johana Palencia, hermana mayor de Yerardynes, acudió a la casa en compañía de su madre. “El Señor hace la justicia divina  y de esa no se escapa nadie”, decía la abuela de  la embarazada.

Pasadas nueve horas del homicidio y aún con los cadáveres en el cuarto no hubo ni lágrimas, ni lamentos, parecía una muerte anunciada, solo repetían: “Para qué vamos a declarar lo que pasó si eso solo queda en un papel y uno es quien se gana un enemigo. Con eso no las revivo”.

Al lugar del crimen llegaron los efectivos del Cpbez. Algunos curiosos   estaban asomados en sus ventanas y porches. Los Palencia solo  tenían cuatro meses viviendo allí. Antes residían en Mene Mauroa, Falcón.

Yerardynes  era ama de casa y costeaba los gastos del hogar vendiendo plátanos para mantener a sus cuatro hijos, pues el 26 de mayo del 2016   su esposo Yorman López resultó abatido al enfrentarse  a  la PNB en la carretera  La William, en Cabimas.

López pagó cuatro años de cárcel en Sabaneta por porte ilícito de arma.

Yorjana    abandonó los estudios de octavo grado por su embarazo. Ayudaba a su madre con los oficios.

El Cicpc inició las investigaciones y maneja dos móviles: el ajuste de cuentas y el pasional, pero los delincuentes se ensañaron más con la embarazada, a quien su pareja la abandonó.

Yerardyne Palencia, 32 años, ama de casa

 

Yorjarna López, 14 años

Vía Panorama/www.diariorepublcia.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente