Cayó abatido toca vidrios en Delicias

Publicado el 29 de enero de 2017

suce

Un hampón fue captado  en plena acción delictiva. El delincuente, delgado y de 1,80 de  estatura, tenía amordazada a una mujer  dentro de su carro.  La apuntaba justo a la cabeza con una escopeta recortada, mientras con ordenes incesantes le pedía todas sus pertenencias.

Pero, la noche del viernes, al ladrón se le acabaron sus días para delinquir. Miguel Ángel Terán, de 21 años, cayó abatido al enfrentarse a una comisión de la Policía Municipal de Maracaibo, en el sector Las Tarabas,  al norte de la capital zuliana.

El experto “tocando vidrios” fue visto  en flagrancia cuando robaba, a las 11:00 de la noche,  a su última víctima en un semáforo de la llamada “esquina caliente” en la avenida 15 (Delicias) con   Universidad.

El hampón actuó solo. Sin embargo, fuentes policiales informaron que, presuntamente, había una “mosca” en una moto merodeando por la zona.

“Un patrullero de Polimaracaibo, que realizaba labores de vigilancia  por el sector,  observó al delincuente mientras sometía a una mujer con una escopeta y la despojaba de sus pertenencias personales”, informaron las autoridades del organismo de seguridad.

Enseguida, los funcionarios le dieron la voz de alto.

“El hampón salió corriendo con la cartera y el teléfono celular de la víctima e intentó esconderse en un barrio cercano”, aseguró la fuente de Polimaracaibo.

Se originó una persecución policial que terminó en una de las calles del barrio Las Tarabas. “El delincuente disparó contra los funcionarios en dos ocasiones, por lo que fue neutralizado”,  explicó el vocero policial.

El criminal quedó herido y fue trasladado a la emergencia del Hospital Adolfo Pons, donde ingresó sin signos vitales,  confirmaron los médicos de guardia.

Fuentes policiales informaron que Miguel Terán era un azote de barrio y pertenecía a una banda delictiva de “toca vidrios” que opera al norte de Maracaibo.

Su ‘modus operandi’ era atacar a las mujeres que conducían solas en autos pequeños. Aprovechaban la oscuridad para robar; la mayoría de las veces lo hacían de noche.

Miguel Ángel Terán estaba bajo régimen de presentación.  Fue capturado a principios de año, luego de hurtar en una escuela para niños con discapacidad en la urbanización La Trinidad.

Los funcionarios de la policía lograron recuperar las pertenencias de la víctima y la escopeta recortada que usaba el delincuente para someter a las mujeres.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente