Conoce a Mauro Rincón y su historia luego que cayera al Lago de Maracaibo durante un triple choque en el que encontró la muerte

Publicado el 15 de agosto de 2015

mauro

La angustia por encontrar su cuerpo terminó  luego de  27 horas de búsqueda en aguas del Lago y el desconsuelo aumentó en  su hogar, causando estragos en el alma de sus familiares.

El cadáver de Mauro José Rincón Valbuena, un ingeniero agroalimentario de 29 años, flotó a la 1:15 de la tarde de ayer, aproximadamente, de las profundas aguas del Lago de Maracaibo.

La última vez que su padre escuchó la voz de Mauro fue a través del hilo telefónico, mientras éste  conducía un vehículo Sunfire, beige, que  había comprado en la ciudad de Barquisimeto. La llamada fue a las 9:30 am del jueves.

Mauro José venía  con su hermano Roberto. Estaban  cerca de la cabecera del Puente, en Santa Rita (COL).

“Ya vamos a pasar el Puente, papá. Gracias a Dios, todo bien”, fue la última frase que escuchó Mauricio Rincón.

El muchacho estaba muy emocionado. Había vendido su  viejo Jeep y ahora ‘rodaría’ por su pueblo perijanero en un vehículo de un modelo más reciente.

Aunque su deseo era comprarle el carro a su exsuegra, el destino escribió   otra historia.

“Aquí tengo 900 mil que reuní. Vamos a hacer negocio, vendeme el carro”, le había suplicado a su exsuegra, antes de emprender el viaje sin regreso.

“Mauro me insistía que le vendiera mi carro, pero yo le decía que no podía quedarme a pie. Él desistió de la idea y revisó por varios días las publicaciones de ventas de vehículos hasta que encontró ‘una buena oferta’ por internet”, recordó con lamento la mujer.

El pasado martes 11 de agosto, Mauro salió desde su vivienda, fijada en la urbanización Fundaperijá, en Machiques, con destino a Barquisimeto para concretar el negocio.

Luego de realizar la compra del Sunfire, el jueves muy temprano los hermanos decidieron regresar al Zulia, pero el carro que Mauro había comprado se averió en el “Coloso” cuando se desplazaban en dirección  COL – Maracaibo.

Los hermanos se bajaron del carro. Mauro se acercó a la baranda mientras esperaba por el remolque del carro a la costa marabina. En minutos se desató la tragedia: el chofer de una gandola,  cargada de harina, ocasionó un cuádruple choque y arrasó más de 30 metros de baranda del Puente. La situación tomó de sorpresa a Mauro, quien cayó a las aguas lacustres.

Quien conducía la gandola no se percató de que el Sunfire estaba accidentado. Chocó contra un autobús, el carro recién comprado y la moto de un gnb.

El  hermano de Mauro José quedó atrapado debajo del autobús. Ayer le dieron la alta médica.   El efectivo castrense permanece  en la UCI de una clínica en San Francisco. Presentó múltiples golpes y fractura en la clavícula.

Poco después de la desgracia, familiares de Mauro comenzaron su larga y dolorosa espera en el comando de vigilancia costera de la Guardia Nacional  Bolivariana, donde elevaron oraciones para que la búsqueda arrojara resultados  positivos. Ayer, la espera terminó.

Mauro José se había graduado en el Iutm, laboraba ocasionalmente con la Iglesia en la Sierra de Perijá. Se había separado de su mujer y dejó un niño. “Él veía de su hijito de un añito y un mes”, contó, con pesar,  la exsuegra.

www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente