CRIMEN PASIONAL EN COLOMBIA: Asesinó a puñaladas a su mujer oriunda de Maracaibo, se suicidó y dejó una carta explicando por qué lo hizo

Publicado el 23 de enero de 2017

colombia

El pasado 18 de enero cuando las manecillas del reloj marcaban las 5 de la tarde los residentes del sector Rosedal, en Cartagena, Colombia, fueron testigos de una sangrienta discusión entre una pareja, al parecer, por celos.

Testigos manifestaron a las autoridades que Katherin Julieth González Moreno, de 17 años y nacionalidad venezolana, y Jesús Manuel Rincón Santander, de 39, sostenían una relación sentimental y sus peleas eran constantes, pero esa tarde la ira sobrepasó los límites.

Rincón Santander habría herido a su mujer en el tórax, con arma blanca, y luego se propinó una herida en el cuello con el mismo elemento, dentro de su casa, en donde llevaban dos meses viviendo.

El Homicida dejó una carta explicando las razones

Todo estaba planeado, el homicidio sería un hecho. Jesús Rincón Santander sufría de celos compulsivos, y eso lo llevó a asesinar a su pareja y a luego quitarse la vida.

Todo parecía ser producto de una simple discusión, pero Jesús llevaba tiempo planeando el homicidio. Al parecer, una infidelidad de parte de su mujer lo llevó a tomar esta fatídica decisión. Rincón dejó todo escrito en una carta.

“Mónica no tendría palabras para consolarte por la decisión que tomé. Solamente te pido que me perdones y en las oraciones que le vas a hacer a Katerín, aunque sea reza un par por mí. Desde allá vamos a estar viendo por ustedes. Ya sé que tú eres la única que me podría perdonar de corazón. Lo hice porque la amo demasiado y fue muy fuerte perderla y verla en brazos de otro”.

“Si ella lo hubiese hecho con una persona que valga la pena y que sea superior, no me daría tan duro, pero ese es un tipo casado con dos hijos y me dolería dejarla pasando necesidades. La amo mucho y, ahora que estás leyendo esto, los dos estamos unidos. Algún día me perdonarán. Perdón, lo hago porque la amo mucho”.

Esas fueron algunas palabras escritas por el hombre. También dice: “Primero quiero que recen mucho por mí. Esta decisión la tomo porque no tengo de otra. No quiero que culpen a nadie de esto, porque lo he pensado desde hace tiempo. La relación se me dañó. Se me salió todo de las manos”.

Instrucciones

“Ayuden a la hermana de Katerín para llegar a Venezuela. Elida que vaya a la peluquería por todas las cosas mías del salón, la maleta de maquillaje. Que se haga cargo de la casa de Maracaibo, que la venda y eso lo parta en dos. Una parte para ella y la otra parte que la divida en tres partes, para Jesús, Emili y Carolina. Elida que se haga cargo de todas mis cosas, todo es para ella, ella sabrá que hacer. Carlos Torres: Sra. Lina, por favor entréguenle mis herramientas de trabajo a mi hija, yo sé que le quedé debiendo algo, pero desde aquí del cielo los estoy vigilando para que les vaya bien. Regálale algo de ayuda a mi hija que queda sola”.

La historia

-Jesús llevó a Yoraine (hermana de la occisa) a trabajar a Cartagena.

-Katerín, quien sostenía llamadas con Jesús, dijo a sus padres que quería a vivir con su hermana en Colombia.

-Jesús convenció a la joven de que fuera para ponerla a estudiar, pero nunca cumplió la promesa.

-Los padres de Katerín jamás estuvieron de acuerdo con la relación, pero ella decidió luchar por su pareja.

-El hombre, según Yoraine, en varias ocasiones celó a la hermana hasta con su propia familia.

“En año nuevo, cuando mi hermano le dio el feliz año a Kate y la abrazó, él se puso histérico y le preguntó gritando que qué le decía al oído. Y lo único que dijo mi hermano fue ‘feliz año’”, agrega.

-Según Yoraine, cuando Katerín reaccionó respecto a los celos enfermizos de su pareja, se fue a vivir a la casa de la vecina junto a Keily, otra de sus hermanas, quien también arribó a Cartagena invitada por Jesús.

-El día de su muerte (18 de enero) Katerín dijo que saldría a llamar a su mamá. Cuando regresó, Jesús la tomó por el brazo y le clavó el cuchillo en la espalda. Luego se hirió en el cuello.

“Katerín, aunque estaba herida, salió del apartamento y llamó a Keily. Cuando Keily vio la sangre le preguntó a Jesús qué hizo. Él intentó agredirla, pero se resbaló con la sangre y se cayó”, explicó Yoraine.

-Katerín alcanzó a parar un taxi. Su hermana Keily, al verla en esa condición, se desmayó y, aún con la herida, Katerín la levantó y la ingresó al vehículo. La menor murió al perder mucha sangre.

-La embajada de Venezuela está ayudando a esta familia para repatriar a la menor.

Vía Noticia al Día/El Universal Colombia

www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente