El “Monstruo de Santa Rosa” dice ser inocente

Publicado el 2 de diciembre de 2016

monstruoooo1-jpg_833733775

La petición de la familia Ortega se cumplió. Manuel Alejandro Espinoza Roa, de 28 años, conocido como “El Monstruo de Santa Rosa”, retornó a Maracaibo el pasado martes y el jueves lo presentaron ante los tribunales para iniciar su proceso judicial por el delito de homicidio.

El joven de contextura delgada, 1,60 de estatura, tez blanca y cabello oscuro, con mirada profunda, permanece recluido en los calabozos de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Este jueves confrontó a la prensa y con la mirada ja aseguró ser inocente de las cuatro muertes por las cuales se le acusan.

El detenido, el 7 de septiembre de 2015, durante la madrugada, acabó con la vida de su esposa,Greilys Ortega, de 25 años y sus hijastros, Miguel Efraín, de nueve, Yusbelys Margarita, de siete, y Manuel José, de seis. A los cuatro los golpeó, los violó y los estranguló, tras sostener una discusión de pareja, dentro de la habitación principal de su vivienda, en el callejón Ayacucho, del barrio Santa Rosa de Agua, parroquia Coquivacoa.

Durante un año, un mes y 24 días, Espinoza burló a las autoridades del país, pues este era buscado a nivel nacional y tenía tarjeta roja en la Interpol. El 31 de octubre logró ser capturado en Guasipati, un poblado ubicado al sur del estado Bolívar, tras violar y matar a la docente jubilada Crisálida Josefa Contreras Espejo, de 82 años.

Junto a Manuel aprehendieron a Jilber José Jiménez Navarro, de 22 años; Neomary Fermin Lunar, de 20; y una adolescente de 16. El criminal logró esconderse todo este tiempo detrás de un nombre falso. En Caracas gestionó una cédula de identidad con el nombre de Fernando Javier Pauli Rojas. Bajo esa fachada, “El Monstruo” trabajó por tres meses, en la hacienda del yerno de Crisálida.

La policía, al saber sus delitos, lo colocó a la orden del Ministerio Público, donde el Tribunal Primero de Control de Ciudad Bolívar le dio privativa de libertad por el delito de homicidio y accedió a que fuese trasladado al Zulia, donde estaba solicitado desde el 9 de septiembre del año pasado, por el Juzgado Tercero de Control del estado Zulia, por los delitos de feminicidio, abuso sexual y homicidio calificado.

Mientras los Ortega dan gracias a Dios por que Manuel está tras las rejas.

Aseguran que para ellos es un alivio saberlo preso y piden que le den la pena máxima, porque “lo que hizo no tiene perdón de Dios”, expresó la madre de Greisly Ortega, conocida por sus seres queridos como “La Greña

“Queremos verlo para decirle sus cosas en la cara. Para reclamarle por lo que hizo, por quitarnos a nuestros parientes, por ser asesino”, sentenció la dama, en torno a su posición frente al individuo.

Vía Versión Final/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

// Comente