Murió estudiante de URBE tomado como rehén por unos delincuentes cuando se enfrentaron a la polícia

Publicado el 5 de agosto de 2017

El estudiante de Urbe, Fernando Andrés Manzur. fue el cadáver hallado esta mañana dentro del puesto del copiloto de una camioneta Toyota, modelo Fortuner, blanca, placas AD236SV en la avenida La Limpia.

La víctima fue doblemente víctima, de los delincuentes que asaltaban la farmacia La Fuente, ubicada en la calle Cecilio Acosta, y de presuntos oficiales del Cpbez, aseguró la familia de Manzur.

 En medio del dolor y llanto, cuentan sus parientes que Fernando Andrés fue a llevar un cargamento de pañales para adultos a la farmacia y en ese momento cometían un asaltó en ese viejo establecimiento. Los atracadores decidieron tomarlo como rehén y se lo llevaron en medio del cojín delantero.

Inmediatamente, el robo fue reportado a las autoridades policiales y a los0 pocos minutos se inició una persecución. Entrando al barrio Panamericano los funcionarios interceptaron la camioneta y se originó un intercambio de balazos. El par de asaltantes se les perdió a los funcionarios y estacionaron la camioneta en una esquina de la avenida La Limpia, entre la agencia del BOD y la venta de repuestos Raúl Leoni.

Allí se bajaron los dos sujetos. Fernando Andrés, quien permanecía en medio de sus dos captores, había recibido tres disparos, uno de estos en la cabeza y quedó sin vida quedando en el puesto de copiloto, una vez que el delincuente que tenía a su lado salió. Según testigos, uno de estos asaltantes apuntó a un joven cerca del banco y lo obligó a que se quitarla la franela para él ponérsela. Con nueva vestimenta se embarcó en un bus y huyó. El otro, herido de bala en una de sus piernas, pasó por frente de la tienda Mango Bajito  hacia la Curva de Molina, pero en la siguiente esquina, dobló a la izquierda hasta que finalmente vio una casa con la puerta abierta en la calle 72 del barrio Panamericano y quejándose, se metió en ella. Hasta esa vivienda llegaron a los pocos minutos los funcionarios policiales que lo perseguían desde hace rato. Al detenerlo lo trasladaron al CDI de La Victoria pero murió luego de su ingreso.

No pasaron muchos minutos de haber sido hallada la camioneta Fortuner, cuando no menos de 30 funcionarios del Cpbez se presentaron al sitio. La confusión reinaba entre curiosos y periodistas, quienes eran alejados del lugar. Se creía que la persona que permanecía sin vida era uno de los delincuentes pero como a las dos horas, la familia Manzur reconoció a la víctima como uno de sus miembros.

Indignados, comentaron parientes del joven estudiante que los policías no tuvieron que haberle disparado a la camioneta. Primero tenían que haberse asegurado de quienes iban en su interior, aparte de los dos delincuentes. Exigieron al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística que investigue a todos los funcionarios que realizaron esa mala práctica policial.

Trascendió que Fernando Andrés era un aventajado estudiante de Urbe, el menor de dos hermanos, residía en el sector Santa Fe y trabajaba además junto a sus padres en la distribución de mercancía a farmacias y otros locales comerciales.

Los deudos de esta joven muerto a balazos esperan que las autoridades se pronuncien y hagan justicia.

Sobre el delincuente que murió en el CDI, aún no se tiene su identificación. Cerca del mediodía una mujer lloraba frente a ese centro de salud y pese a que no había visto el cadáver, aseguraba que se trataba de Jean Manuel Chacín, residente del barrio Los Planazos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente