Plomo y sangre: 11 muertos tras motín en la cárcel Fénix

Publicado el 18 de mayo de 2018

Plomo y sangre. Así pasaron la tarde de ayer los privados de libertad y los custodios del Centro Penitenciario Fénix. Con 11 fallecidos y 28 heridos, aún no hay una versión oficial sobre las causas que pudieron originar este motín. Entre las razones se mencionan maltratos, falta de alimentos y fallas en el último Plan Cayapa.

La visita familiar se hizo regularmente como todos los jueves hasta las 3:30 de la tarde. Cuando salió la última mujer en visita, se escucharon los primeros gritos. Desde afuera se veía cómo un grupo de 12 reos, entre vestidos de amarillo y azul, eran sacados del penal hasta el estacionamiento y acostados en el piso con custodios a los lados.

A las 4:00 en punto se escucharon las primeras detonaciones. Eran en ráfaga. Los familiares que estaban recién saliendo de la visita y otros que esperan la libertad comenzaron a gritar y a llamar a otros familiares.

A las 4:10 de la tarde llegó el primer contingente de la GNB con 16 motorizados. Allí se arreció el sonido de las detonaciones que parecían de diferentes calibres, pues algunas eran fuertes y otras más débiles. A las 4:30 de la tarde estaba saliendo la primera ambulancia, aparentemente con el primer custodio que falleció tras llegar al ambulatorio de Tamaca.

A las 4:40 volvió la ambulancia a buscar más heridos y al segundo salió hacia el Hospital Central, donde ingresaron tres reos, de los cuales murió otro en plena entrada de quirófano.

Mientras esto pasaba en los centros de salud, en la cárcel no cesaban los tiros. Dos de ellos se escucharon hacia afuera, donde estaban los familiares.

Dos custodios salieron y dijeron “hasta nosotros estamos cansados de los maltratos y hoy renunciamos”. A partir de ese momento, que eran las 5:05 de la tarde hasta las

6:00 de la tarde llegaban funcionarios de la GNB en camionetas, motos y en camiones.

Los disparos se dejaron de oír a las 6:10 de la tarde, cuando funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc llegaron hasta el sitio para verificar cuántos fallecidos habían, trasladando ocho cuerpos hasta la morgue del Hospital Central.

Hasta el cierre de esta edición, esa era la cifra de reos y heridos que se manejaban. Dentro de la morgue había dos custodios muertos, 9 reos fallecidos, 17 privados heridos, de los cuales 3 estaban en la sala de traumashock y el resto en el CDI de Tamaca, y 7 custodios más lesionados e internados en la Clínica Canabal.

Dentro de la lista se encuentra el subdirector del penal, Rigoberto Linares, quien presentó politraumatismo craneoencefálico luego de que, supuestamente, un reo lo golpeara en la cabeza con un bate durante la reyerta.

Las causas del motín aún no son específicas. Los familiares comentaron que durante la visita los privados de libertad sabían que se iba a “prender la cárcel” porque durante el último Plan Cayapa sólo hubo cuatro libertades y ellos esperaban más. “Fueron maltratados durante el plan. Había una fiscal que les negó las libertades a varios porque aún les faltaban dos meses para cumplirlas. Los presos se molestaron”, dijo una familiar.

El otro motivo fue los presuntos maltratos que viven en la cárcel por parte de los custodios. Según ellos, son golpeados a diario, no les dan comida y no tienen asistencia médica.

Por resguardo, las mujeres fueron trasladadas de Fénix hacia David Viloria (Uribana).

Gilber Caro

En el recinto está recluido el preso político y diputado Gilber Caro, pese a la orden de traslado a Ramo Verde que fue autorizada por los tribunales.

La abogada Ana Karina García indicó que tienen más de 72 horas que no les permite ver al parlamentario.

Caro está detenido en Fénix desde el 3 de marzo. Lo último que denunció su defensa fue que el legislador presentaba un cuadro de amibiasis y perdida de peso, por lo que se solicitó el traslado del penal.

La Prensa 

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente