Un “socio” fue el responsable del asesinato del Cpbez Antonio Mavárez en la Circunvalación 1

Publicado el 1 de agosto de 2016

policia

Al oficial jefe del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) Antonio Mavárez lo asesinó un “socio”, con el que “realizaba servicios de custodia a un prestamista para movilizar grandes cantidades de dinero durante la madrugada”, explicó, ayer, el secretario de Seguridad del Zulia, Biagio Parisi. 

“Está identificado y se están practicando allanamientos para aprehenderlo”, comentó Parisi. Ese ‘socio’ le había conseguido  un ‘trabajito’ extra resguardando el movimiento de billetes. 

“La discusión comenzó porque, al parecer, a Mavárez le debían dinero por esos ‘servicios’ que hacía, incluso, durante sus horas de guardia”, narró el jefe policial. 
 
El reporte que tiene el Cpbez es que el oficial había sido asignado a realizar una custodia, pero de un preso. “Debía estar en servicio. Vigilaba a un reo que tiene casa por cárcel. El mismo preso dijo que, a las 3:00 am abandonó la guardia”, dijo Parisi, el sábado. 

Después de dejarlo agonizando sobre el asfalto del Distribuidor Cañada Honda, su asesino huyó con su arma de reglamento y la moto particular de Mavárez. 

Como un bólido atravesó  por la ‘Uno’ hasta la avenida Sabaneta. Allí tomó el desvío hacia el aeropuerto y siguió, sin obstáculos, hasta La Vanega. 
 
El vehículo lo dejó tirado en un terreno baldío en la circunvalación 3, adyacente a la estación Altos de La Vanega del metro. “Las cámaras de seguridad de la ruta están siendo analizadas”, precisaron fuentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). 

Otras evidencias que dejó en su huida fueron la chaqueta del policía y su teléfono celular. Los lanzó a una alcantarilla, en la misma zona. 

El cadáver de Mavárez lo velaron, ayer, en la iglesia evangélica Fundación Eben-Ezer, ubicada a pocas calles de donde vivía en Villa Baralt y se congregaba a menudo.

En el salón donde semanas atrás oraba Mavárez, permanecía su ataúd rodeada de flores, amigos, hermanos religiosos y vecinos, mientras que la canción Yo te extrañaré, del grupo Tercer Cielo, sonaba una y otra vez.  

La menor de las tres hijas del oficial estaba devastada. Se aferraba a los brazos de una de sus tías para encontrar alivio al dolor de perder a su padre.

Su madre Carmen Romero no tenía fuerzas para mantenerse en pie.  Está incrédula ante el asesinato de su único hijo varón. “Mi luz”, lo llamaba.

Los compañeros de trabajo lo describieron como “un hombre caritativo, humanitario, lleno de alegría y que siempre velaba por darle una buena vida a sus hijas,  cimentada en valores”.   

Sumaba dos décadas como efectivo activo del Cpbez. No obstante su tiempo de servicio, no había logrado ascender a cargos de relevancia. 

“Lo tenían destinado a servicios de custodia y estaba cansado de eso”, dijo su madre, el día de su asesinato; en tanto su hermana le rogaba “que renunciara y encontrara otro trabajo”.

La familia aseguró que Mavárez dijo que, entre la noche del viernes y el mediodía del sábado, cuando un balazo segó su vida en la circunvalación Uno, “iría a cuidar una granja recreacional”.

El sepelio será este lunes primero de agosto en la mañana. Se espera que en los próximos días capturen a los implicados en el homicidio.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente