Conoce a Humberto López, el “Che” Guevara venezolano (VIDEO)

Publicado el 13 de julio de 2014

Mientras otros niños se disfrazaban en Carnavales de personajes como Batman o Superman, Humberto López prefería hacerlo de militar siguiendo los pasos de su bisabuelo, Hilario López, quien fuere general en la época de Juan Vicente Gómez.  Con la sangre militar corriendo por sus venas comenzó su admiración por el argentino Ernesto Ché Guevara. 

A medida que crecía aumentaron sus deseos de expresar con libertad su interés por el médico argentino; sin embargo, no lo hacía por miedo a que lo tildaran de  terrorista o guerrillero.  Su gran parecido con el Ché y su pasión por la igualdad social fue lo que le dio impulso, unos años más tarde, para vestirse y sentirse como aquel personaje latinoamericano. Hoy, Humberto López (55 años) es conocido mundialmente como el “Ché venezolano”. 

López nació y se crió en el seno de una familia humilde en la parroquia 23 de Enero de Caracas.  Hijo de un inmigrante portugués y una venezolana, cursó estudios hasta el sexto grado de educación básica en la escuela Luis Enrique Mármol de la Cañada en Catia y , según dice, eso no ha sido limitante para su vida pues a su juicio “el hombre que más sabe no es el quemás estudia, sino el que más entiende”… 

“El Che venezolano” como le llaman algunos luce un uniforme militar, una boina negra con una estrella en el centro, una correa con la imagen de Alí Primera en la hebilla, un dije con el Escudo Nacional colgado al cuello y en una de sus botas porta un cuchillo al que asegura le confía su vida.

Dice que su misión es llevar con su imagen un pensamiento ideológico a las calles e incentivar al colectivo a ser mas como el Ché. “Hay que predicar con el ejemplo (…) ser revolucionario no significa andar en alpargatas y pasando hambre para eso existe la revolución económica y de la evolución”.

Este singular personaje caraqueño se muestra como un hombre profundamente humanista y en una palabra se define a sí mismo como inexpugnable — inquebrantable, fuerte, tenaz—. No cree en Dios, en vírgenes o en santos, pero asegura creer en la sinceridad de la palabra de un hombre cuando lo mira a los ojos. 

Cree firmemente en que se debe hacer el bien y que el destino no es algo marcado, sino que lo construye el hombre con sus acciones.

“Si andas en un vehículo a alta velocidad, si tienes moto y no usas casco, si te la pasas haciendo el mal no pienses que te irá bien” reflexiona, al tiempo que sostiene que no se trata de respetar normas sino de “respetar la vida propia y la de los demás”.

 Humberto López no le teme a la muerte… “En cualquier lugar que me sorprenda, bienvenida sea porque verdugo no pide clemencia”, remata “El Ché venezolano”.

Vía UN/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente