Industria propone aumentar precio de harina de maíz regulada entre Bs. 65 y 70

Publicado el 10 de diciembre de 2015

harina-pan

Permitir el acceso inmediato de divisas, incentivar la producción, revisar los costos de los productos regulados y privilegiar el trabajo productivo son las cuatro vías propuestas este jueves por la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos,  Cavidea, para encaminarse a la reactivación del aparato productivo nacional.
Manuel Felipe Larrazábal, presidente de Cavidea, afirmó en rueda de prensa, “que la cadena de suministros de alimentos está rota, no hay garantía de la continuidad en la producción, no prevemos que la situación mejore en los próximos 120 días”, a menos que se tomen medidas inmediatas. 
“Con esas cuatro propuestas implementadas de forma inmediata podemos asegurar que el país puede mejorar sus niveles de abastecimiento en los próximos 120 días”, recalcó.
 Insistió que de “aplicarse estas cuatro medidas en lo inmediato, en los próximos 120 días se verían los cambios favorables en el abastecimiento. Antes de 120 días no es posible porque toda la cadena logística tiene que recuperar sus niveles de inventarios”.
Dijo además, que la industria de alimentos requiere del 10% de las divisas que ingresan al país”, “con ese monto se puede resolver el problema de abastecimiento”.
Aseguró que “aún con la situación precaria de ingresos de divisas (…) ese 10% equivale a 3.500 millones de dólares de los 35 mil millones que le ingresan al país con un barril de petróleo calculado a 40 dólares”
Larrazábal recalcó que El Estado tiene el monopolio de las divisas por ley, el 70% de las divisas era asignada al sector privado, y el 30% iba al privado. 
“Ahora el 70% de las divisas asignadas corresponden al sector público Esta disminución abrupta en la disminución de divisas ha traído problemas al sector privado para poder producir a la máxima capacidad”.
Indicó que un 60% de las industrias de alimentos reportan una disminución de sus volúmenes de venta.

Harina precocida de maíz

Larrazábal expuso también la demora en el ajuste de la harina de maíz, lo que ha causado cuantiosas pérdidas. En la actualidad el producto está regulado en 19 bolívares.
“En febrero de este año el Estado prohibió la producción de las mezclas especiales, en septiembre de este mismo año el Estado subió el costo del maíz, principal materia prima, para un acumulado de subida de costos en los útimos 14 meses de 582%. No hay querido ajustar el precio de la harina precocida, y como medida complementaria el Estado autorizó que la industria podía   producir hasta el 30% de su producción en variedades especiales o mezclas de harina precocida de maíz”, subrayó. 
Las pérdidas —afirmó— “de la industria al tener el 70% de su producción en la harina regulada por el gobierno son tan gigantescas que están obligando a la industria a producir el 30% de las mezclas vendiéndolas al consumidor final a 120 bolívares el kilo, esa claramente no es la propuesta de la industria de alimentos. La propuesta de la industria de alimentos es poner un precio justo para  la harina precocida de maíz regulada que ronde entre los 65 y 70 bolívares por kilo, lo que permitiría hacer las inversiones necesarias para incrementar la producción”.

Aclaró que la industria de harina precocida están trabajando al 100% de su capacidad. “Tenemos inventarios de maíz para diciembre y los meses venideros”, pero  “la industria privada representa el 49% de la capacidad instalada”, el restante 51% es manejada por el gobierno.
“Como industria de alimentos estamos haciendo lo que nos corresponde, que es producir a nuestra máxima capacidad”, recalcó.
El presidente de Cavidea insistió también,  “que el empresariado venezolano no ha solicitado reformas a la Ley Orgánica del Trabajo, si no que se cumpla lo estipulado en el documento”.
“El 49% de la capacidad instalada está operando al 100% de capacidad y la forma de abastecer plenamente es que las empresas del Estado produzcan el 51% restante que tienen a su cargo”, dijo.
“No estamos pidiendo ni la derogación, ni la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo, estamos pidiendo  que se aplique, porque menos del 1% de la fuerza laboral de las industrias de alimentos hemos solicitado sus calificaciones de falta y la autoridad no procede y está perjudicando el trabajo y la productividad del 99% de los trabajadores que hacen vida en la industria de alimentos”.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente