Luis Vicente León reconoce que es difícil desmontar la idea de que Maduro gana el 14-A, pero llama a enfrentarla

Publicado el 10 de marzo de 2013

Luis Vicente León, presidente de la Encuestadora Datanálisis, ha lanzado un artículo escudriñando lo que ha calificado como los 5 “mitos” más recurrentes de la historia reciente de Venezuela. Deshuesa varios escenarios que han calado en el imagario popular y llega al tuetano en una de las ideas más polémicas para la oposición nacional.

El analista, quien asegura que es un “mito” aquello de que Maduro gana fácil las elecciones presidenciales del 14 de abril, reconoce que es, entre todas, el pensamiento que más cuesta enfrentar a los contrarios al Gobierno. “Es el más duro de desmontar”.

Así escribió hoy en El Universal:

Hay un grupo de mitos instalados en la mente de algunos de nosotros que podrían impedirnos un mejor entendimiento del entorno y llevarnos a conclusiones y proyecciones desacertadas.

Veamos una muestra de esos mitos y porqué considero que son errados. 
1) “En Venezuela hay vacío de poder”.
Desde que Chávez se fue a Cuba la última vez, Maduro fue empoderado por el líder y luego ratificado por una decisión acomodaticia del TSJ para representarlo y así ocurrió. El gobierno chavista gobernó mientras Chávez estaba ausente. Se cambiaron ministros, se devaluó el tipo de cambio, hasta se expulsó a un representante diplomático. El país aceptó y acató esas decisiones, porque las compartía o porque no sabía qué hacer contra ellas. Entonces, ¿dónde está el vacío de poder? Aquí los problemas no son de vacío sino de abuso y exceso de poder.
2) “Diosdado Cabello asumirá el poder como plantea la Constitución”.
Es impresionante cómo las mismas personas que critican que el chavismo tenga colonizadas las instituciones planteen como un hecho que la sucesión presidencial ocurrirá tomando en cuenta los aspectos constitucionales y no los políticos. El interés del chavismo es mantener a Maduro en cabeza de gobierno mientras desarrolla su campaña electoral. Estar en el poder da una ventaja en términos del marketing político. Si el chavismo sabe que esto potencia sus posibilidades de ganar, parece obvio lo que decidirán. Pero, además, considerando que el TSJ tomó la misma decisión contradictoria a la Constitución el 10 de enero, bajo la tesis de la continuidad, ¿qué será lo que ven ahora algunos analistas que dan por descontado que ocurrirá algo distinto?
3) “Si Maduro es empoderado como presidente se forma la sampablera”.
El 10 de enero no pasó nada. El país aceptó pasivamente la decisión sesgada, madre de la actual, pero además ahora están todas las emociones a favor de los herederos del líder fallecido y hay manifestaciones masivas de respaldo y dolor por él. ¿Cómo es que te imaginas que ese mismo pueblo se rebelará contra el delfín designado por el líder que acapara la atención nacional?
Mejor vayamos al otro mito para no perder el tiempo.
4) “La gente está furiosa por el engaño sobre la real situación de salud del Presidente y eso le costará el puesto a Maduro” .
¡Dios! La gente piensa que una persona enferma debe luchar con optimismo hasta el final, porque eso aumenta las posibilidades de vencer la adversidad. Nadie culpa a un enfermo por creer que se va a salvar, por luchar para regresar, aunque al final la enfermedad lo venza. A su muerte, el sentimiento de quienes esperan su recuperación es de tristeza no de reproche y la afectación política por la información errada (en este caso manipulada) es prácticamente nula.
5) “Maduro debe ganar seguro la elección presidencial”.
Quizás este sea el mito más duro de desmontar, porque de los cinco, es el único que tiene una probabilidad alta de acertar. Lo que lo hace un mito no es que no sea posible (que lo es) sino que no puede darse por descontado y mucho menos rendirse frente a él. La política es relancina y todo puede pasar. Proyectar un resultado cuando estamos en campaña ya es complejo, pero mucho más sin incluso arrancarla. Los grandes cambios políticos en la historia se han producido por eventos no predecibles. Lo que la literatura llama los “Cisnes Negros” y quienes los han aprovechado son los que están ahí, al pie del cañón, luchando contra corriente. Pues ahí debe estar el líder alternativo y toda la gente que quiere el cambio. Luchando por convertirse en mayoría, acompañando a la gente en sus problemas, necesidades y expectativas. Sólo siendo más grande que tu adversario se puede ganar y defender tu triunfo.

Artículo publicado en El Universal

Palabras clave:  , , , , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente