El peor crimen cometido por los terroristas

Publicado el 29 de junio de 2017

giancarlo-di-martino-700x350

 

No pretendo sopesar los delitos cometidos por los opositores, pero haciendo un ejercicio mental sobre lo que esos desadaptados pueden tener en la cabeza, me atrevo a decir que apartando la muerte, uno de los peores crímenes que han ejecutado esos terroristas es incendiar camiones de medicinas y alimentos.

Quemar una unidad vehicular con ese tipo de productos en estas circunstancias, no tiene parangón. Son unos criminales. Y el pueblo que padece las consecuencias debe darse cuenta.

Cuando se ataca un camión de medicinas o comida, no se pretende agredir a una persona en específico como pudiera hacerlo un francotirador, no señor, es peor; en el caso de Maracaibo, por ejemplo, el paraco Rosales, Eveling Trejo y Juan Pablo Guanipa, incendiaron una gandola que iba a cargar trigo, ¿qué buscaban con esa acción? Buscaban quitarle de la boca un mendrugo de pan a miles de niños hambrientos, a cientos de familias que se parten el lomo intentando conseguir el sustento de los muchachos que los especuladores les hacen inaccesibles. Y eso es inconcebible. Que culpa puede tener un muchacho de que ellos quieran tomar el poder por la fuerza. Eso, sencillamente, es una monstruosidad.

Similar situación se plantea con las medicinas. ¿Qué buscan los terroristas quitándoles las medicinas a los enfermos? Simplemente que mueran, da dolor, pena decirlo, pero no podemos deducir otra cosa.

Como se dejan llegar al poder personas así, sin corazón, con el alma carcomida por el odio. Venezuela entera debe abrir los ojos, ese tipo de gente es violenta. No puede ser ni alcalde, ni gobernador, ni Presidente un ser capaz de dañar a un niño, de perjudicar a toda una familia, a todo un país. Nada justifica matar ni querer doblegar a la gente mediante el hambre y la miseria.

Y eso lo sabe la misma oposición, incluso, hay políticos que adversan al presidente Nicolás Maduro y se les respeta, porque se sabe que son incapaces de incendiar un camión de comida, de medicinas, menos atacar un preescolar o colocar jóvenes al frente de las marchas para que los asesinen y así culpar al Gobierno.

El adversario demócrata sabe que vamos a una Constituyente, porque la oposición violenta no quiso diálogo y en diciembre hay elecciones regionales. Si son mayoría que ganen, pero no le hagan daño al pueblo.

No hagan repito, lo que hicieron Rosales, Eveling y Juan P Guanipa en Maracaibo, la otrora primera ciudad de Venezuela que ellos acabaron, no le quiten la comida, las medicinas a los muchachos, no los asesinen, no les desbaraten su futuro.

Maracaibo es territorio de paz, no la destruyan. Este es un clamor de la gente buena, esa misma a la que le paralizan el metro, le incendian los buses del transporte público, le trancan el casco central para que no pueda ir al trabajo, a los estudios, en fin, a sus actividades de rutina.

PD: Es pertinente anexar que los terroristas Manuel Rosales, Eveling Trejo y Juan Pablo Guanipa, son los responsables de la crisis de combustible en Maracaibo. Con la quema de camiones, los conductores temen transportar gasolina previendo que si caen en manos de las bandas comandadas por estos criminales, corren el riesgo de que les prendan fuego a sus gandolas y provoquen una desgracia de consecuencias impredecibles. Con la mayor crueldad, en Maracaibo ya han quemado edificios, buses del colectivo público y transportes de comida y medicinas.

Con Maduro victorioso ¡Constituyente ya!

Palabras clave:  , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente