La Basílica declarada Santuario Arquidiocesano durante la celebración de los 308 años de la aparición de la Chinita

Publicado el 19 de noviembre de 2017

La Basílica Nuestra Señora de la Chiquinquirá y San Juan de Dios fue declarada este sábado Santuario Arquidiocesano en un majestuoso evento al que acudieron decenas de creyentes a celebrar la misa y  la procesión en honor a La Chinita, cuando se cumplen 208 años de su aparición.

“Con este nuevo título, la proclamación del Evangelio, la alabanza litúrgica, la vida sacramental, la piedad popular mariana y la diaconía de la caridad se irradiarán con mayor intensidad hacia toda la Provincia eclesiástica”, declaró monseñor Ubaldo  Santana, arzobispo​ de la Arquidiócesis de Maracaibo.

Con flores, aplausos, música, lágrimas y fuegos artificiales los devotos de la Madre de Dios bajo la advocación de Nuestra Señora del Chiquinquirá rindieron honores a la también llamada Virgen Morena en una actividad que comenzó con un creyente acercádonse a la milagrosa tablita caminando de rodillas en pago de una promesa y ante la conmoción y admiración de los presentes, donde había personas de todas las edades y estratos sociales.

“La Virgen María es un ejemplo vivo de la caridad”

“La Virgen María es un ejemplo vivo de la caridad. Es importante recordar que no es solo ir ocasionalmente a una fiesta religiosa si no imitar a la Virgen María en su seguimiento a Jesús. Hemos de comprometernos a sacar de nuestros corazones cualquier sentimiento de odio”, exhortó el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, quien presidió la solemne ecuaristía, reflexionó sobre la situación del país y señaló que casualmente la fiesta de La Chinita coincidía con la iniciativa del papa Francisco de crear la Jornada Mundial de los Pobres que tendrá inicio mañana domingo.

El Papa -continuó- nos invita a ayudar a nuestros hermanos los pobres. Que vayamos al encuentro con el más humilde y mucho más en estos tiempos tan difíciles que se están viviendo en nuestra Patria cuando la inflación cada vez es más alta y nosotros cada vez más pobres. En esta época difícil es más necesario que seamos compasivos con los más golpeados.

El cardenal indicó que la Jornada Mundial de los Pobres es un llamado a imitar a María Santísima en su amabilidad y misericordia, así como en su obediencia a Cristo y a su palabra, que es palabra de vida eterna.

“Vivamos a fondo nuestra condición de devotos de La Chinita. Que bendiga a Venezuela de manera especial a salir de la crisis de manera pacífica ¿Qué viva Jesucristo! ¡Qué viva La Chinita! ¡Qué viva el Papa!¡Qué viva Venezuela”, expresó Urosa Savino.

Al finalizar la eucaristía, los sacerdotes firmaron el decreto en el se declara Santuario Arquidiocesano a la Basílica, lo que significa para la fe católica que es un lugar con prerrogativas espirituales y destinado a ganar indulgencias para la oración ecuménica.

Niños del Sistema de Orquestas Simón Bolívar tocaron en un concierto de cuatros la popular canción “Chinita de Maracaibo” y muchos fieles se abrazaron al ver la tablita donde aparece la Sagrada Virgen: “Es una emoción muy grande cada vez que la veo. Siento ganas de llorar porque sé que es nuestra Madre celestial y que nos enviará muchas bendiciones este año a todos sus devotos. Es nuestra Santa Patrona, acudimos a ella para pedirle que interceda por nosotros para que Dios perdone nuestros pecados y nos ayude a ser una región más próspera”, expresó Maritza Carmona, devota presente en el solemne evento.

Monseñor Ubaldo Santana también expresó sus deseos de que este año sea de prosperidad y paz para Venezuela y aseguró que las autoridades del país tenían esa gran responsabilidad enfrente.

“Vivamos a fondo nuestra condición de devotos de La Chinita. Que bendiga a Venezuela de manera especial”

La Chinita recibió una serenata de gaitas y en medio de una lluvia de flores dio inicio a su acostumbrada procesión que en esta oportunidad pasó por los sectores Padre Añez, Padilla, Navarro y El Recreo – Padre Añez). En nombre del pueblo, autoridades culturales, políticas y económicas de la región llevaron el estandarte de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá durante un recorrido que estuvo amenizado por las bandas Rafael Urdaneta, Inmaculada Concepción de Carrasquero, Escuela San Francisco de Asís, Escuela Dr. Jesús Enrique Lossada y Fundación Banda Guajira.

“Le pido fortaleza y le agradezco los milagros que ha hecho en mi vida. Hace poco mi mamá salió en perfectas condiciones de una operación muy delicada, así que le vengo a agradecer inmensamente, y también a pedir que cuide a mi hijo que está ahorita trabajando en Perú. Que nos siga apoyando a mí y a todas las familias venezolanas”, expresó Alberto Ferrer, de 45 años.

La procesión estuvo rodeada del fervor de cientos de feligreses que cada año se dan cita en el santuario mariano para agradecer a La Chinita por sus milagros y bendiciones.

 

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, quien presidió la solemne ecuaristía.

 

Niños del Sistema de Orquestas Simón Bolívar tocaron en un concierto de cuatros la popular canción “Chinita de Maracaibo”.

 

Autoridades y representantes políticos de la región hicieron acto de presencia en el evento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monseñor Ubaldo  Santana, arzobispo​ de la Arquidiócesis de Maracaibo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vía NAD/www.diariorepublica.com

 

 

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente