De 8 disparos asesinan a “El Mantequilla” cuando salía a reparar la moto

Publicado el 25 de octubre de 2015

b23e69a7-cd87-48e9-90cf-1d66c4bd6dfc_W_00960

A las 6.00 de la tarde de ayer Néstor Enrique Pirela Pirela (27), apodado el “Mantequilla”, caminaba por la calle San José del sector Puerto Escondido, del municipio Santa Rita, cuando dos hombres a bordo de un vehículo lo interceptaron y le dispararon. Recibió múltiples impactos de bala en su cabeza. Los familiares aseguran que la víctima iba a comprar un pistón para reparar la moto.

En un instante la escena del crimen se llenó de curiosos. Pero nadie aportó a los funcionarios de la Policía científica mayores características del vehículo en el que se movilizaban los sicarios. El cadáver del hombre quedó tirado en medio de un charco de sangre diagonal a la escuela Lucrecia Novo de Parra.

Un allegado a la familia informó a las autoridades policiales que un hermano de la víctima había muerto en las mismas circunstancias, por lo que habían decidido llevarlo a otra zona, pero Néstor Enrique se negó.

Al hombre lo asesinaron cerca de su residencia. No dejó hijos. Las autoridades policiales investigan el hecho. La venganza personal es el móvil que cobra mayor fuerza.

De la misma forma

Hace tres años el hermano de Pirela compartía unos tragos con varios amigos en El Bohío, ubicado en la avenida Bicentenario, sector Valle Hermoso. Cuando el reloj marcaba la medianoche, un sicario irrumpió en el lugar y disparó en contra del grupo. Néstor Luis Pirela García (26) falleció luego de recibir alrededor de 10 disparos.

El hombre cayó muerto en el sitio, mientras que Edixon Eduardo Prieto Bustamante (21 años), quien compartía con Pirela murió horas después de someterlo a una intervención quirúrgica. Recibió disparos en el cuello y pecho. Durante el hecho también resultó herida Gaudy Castillo Gutiérrez (28), quien era empleada del local recibió una herida en la región torácica.

Nueve meses después, tras no superar la muerte de su hijo, el trabajador petrolero Néstor Pirela, de 53 años, se ahorcó en el interior de su vivienda. Los Pirela oraron para que la justicia divina haga su trabajo para que los asesinos que enlutan nuevamente a su familia sean castigados.  Los efectivos del cuerpo detectivesco iniciaron las investigaciones. El móvil que manejan es la venganza.

8 tiros recibió la víctima en su cabeza

 

Vía La Verdad / www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente