Chofer del bus volcado: “No pude hacer nada para evitar la colisión”

Publicado el 21 de mayo de 2014

Dramáticos minutos vivieron los más de 24 pasajeros que se trasladaban en un microbús de la ruta San Jacinto, ayer martes.
La unidad modelo Ford, blanca con rojo y placas 08AE5JV presentó fallas mecánicas y se volcó, en la prolongación C2 de Maracaibo, cerca de De Candido de Delicias Norte, lo que dejó al menos, 12 personas heridas.

Las víctimas son: Andreína Cámbar, Jennifer García, Luis Puente, Raiza Portillo, Cecilia Ortiz, Eliana García, Libia Quintero, Brenda Antonieri, Tania Echevería, Héctor Carrero, Mirelba Bustamante y Vilma Angulo; las dos últimas están delicadas de salud.

Los afectados fueron llevados a los hospitales Adolfo Pons y Universitario de Maracaibo para recibir atención médica. Se conoció que entre los lesionados se encuentran tres adolescentes y una mujer discapacitada. Otras tres personas están delicadas.

“No pude hacer nada para evitar el vuelco del bus. No sé qué pasó, pero perdí el control y en cuestión de segundos ya se había volteado la unidad. Quedamos con los cauchos hacia arriba en el canal contrario”, contó Eudi Parra, conductor de la unidad pesada.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Maracaibo, Helim Pirela, declaró a la prensa: “Una falla mecánica produjo el accidente. Al mi crobús se le salió un tornillo de la ballesta y esto originó la pérdida de control y el posterior siniestro”.
La unidad pesada iba en sentido oeste – norte y a 200 metros del semáforo de Delicias Norte, quedó el vehículo con cauchos hacia arriba y en sentido contrario de la avenida, luego de tumbar varios árboles de la isleta.

El siniestro vehicular movilizó a funcionarios del Cuerpo de Bomberos, Cuerpo de Policía del estado Zulia, Tránsito Terrestre, Emergencia 171 y Policía Nacional Bolivariana.

“A las 12:38 se recibió la novedad y se desplazaron 40 efectivos y varias unidades de rescate y ambulancias”, precisó el comandante bomberil.

La mitad de los pasajeros lograron salir ilesos del accidente que paralizó, por más de dos horas el tránsito de la zona.
“Iba escribiendo un mensaje de texto en mi celular, cuando sentí el impacto con los arboles y luego con el asfalto. Como pude salí y saqué a una bebé de seis meses. Tenía un raspón en su bracito. Cuando su mamá fue rescatada, en menos de cinco minutos por unos policías, se la entregué en sus brazos”, narró Rafael Benucette, uno de los pasajeros que resultó ileso.
El microbús derramó combustible y los efectivos bomberiles lo cubrieron con arena para evitar explosiones y que trascendiera el hecho.

“Pensé que iba a morir. Milagrosamente me salvé y pude auxiliar a esa bebita”, continuó relatando Benucette, con sus ojos hinchados de llorar por la vivencia que casi acaba con la vida de más de una docena de marabinos.

El conductor de la unidad fue retenido por funcionarios de Tránsito Terrestre para ser sometido a investigaciones.

Vía Panorama

www.diariorepublica.com

Palabras clave: 

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente