Embarazada lucha por su vida tras ser prendida en fuego por su pareja en Mara

Publicado el 2 de febrero de 2017

mujer

El embarazo de su mujer no frenó sus intenciones. Neiro Fuenmayor, un mototaxista de Mara, le prendió fuego a su mujer, Keidy Margarita Coronado Machado, una enfermera de 26 años quien además tiene 36 semanas de gestación.  La mujer lucha por su vida y la de su bebé en el Hospital Coromoto.

Ocurrió en  una fuerte  discusión que tuvieron —el pasado viernes en la noche— en su casa en el sector Los Lechosos, parroquia Tamare del municipio Mara.  La enfermera presenta 40% de quemaduras en su cuerpo y son de tercer grado. En los exámenes médicos le hallaron restos de gasolina en la piel.
Ayer le hicieron una “limpieza quirúrgica de alto riesgo”,  informaron los médicos a familiares de Keidy.

Fuentes del Cicpc señalaron que el concubino de Keidy, Neiro Fuenmayor,  fue arrestado aun cuando negó a los funcionarios que la haya quemado.

Keivy Coronado y Ana Machado, hermana  y tía de la joven quemada, narraron que el pasado viernes encontraron a Keidy quemada en su casa. “Escuchamos los gritos y cuando llegué a su casa la encontré quemada, tenía quemaduras en el tórax, cuello, brazos, abdomen y espalda, la llevamos al Hospital de El Moján y de allí la remitieron al Hospital Coromoto, en Maracaibo”.

Ana  agregó: “Fue el Cicpc el que  hizo la detención del marido porque Keidy no quiso culparlo, y dijo que se quemó cuando incendiaba una basura, pero el Cicpc no halló nada  en el patio de la casa sino que encontró ropa quemada en la sala”.

La familia señaló que Keidy tenía problemas desde hace tiempo con Neiro. Llevaban un  año viviendo en concubinato.

“La maltrataba constantemente,  es muy celoso, él hizo que ella renunciara a sus  dos trabajos, era enfermera en la una clínica privada y en el Hospital de la Policía, Sanipez”, agregó, conmovida,  Ana Machado.

La noche del viernes,  cuando comenzó la discusión entre la pareja, Keidy envió dos mensajes de texto a su suegra —de nombre Iris— en los que  le advertía que su hijo estaba “alzado”.

“Ahí está tu hijo alzao por nada, dice que se quiere ir, y como esta mañana no lo dejé ir, quería quemar la ropa y la tiró para el patio”, fue el primer mensaje que le envió Keidy a su suegra. La discusión se puso más álgida y la mujer terminó quemada. “Imagino que él mismo fue quien la apagó cuando se vio asustado, pero él nos dijo  que él no le hizo nada y que no nos metiéramos porque esa era su mujer”, agregó Keivy.

Sus familiares dijeron que “no  importa lo que pase con el concubino de Keidy. Nuestro interés es que ella se salve”. Los médicos les informaron que aunque el bebé estaba bien encaminado, hay un enorme riesgo en el momento de la intervención quirúrgica de Keidy, ya que se necesita anestesia general que podría perjudicar al niño.

www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente