Ladrones de cables dejaron en penumbra a los habitantes en Isla de Toas y San Carlos

Publicado el 13 de marzo de 2017

isla

La superficie de 4.6 kilómetros cuadrados de Isla de San Carlos y los tres de Isla de Toas solo tienen luz durante un poco más de 10 horas diarias, gracias al sol. Al caer la noche la única luz artificial que hay es la de los carros o velas. Delincuentes robaron kilómetros de cables que surten de electricidad a las islas del municipio almirante Padilla.
Los problemas en el municipio se acrecentaron con el robo del cableado eléctrico, en una pequeña isla, conocida como Los Pescadores, en la que reposan torres metálicas para la distribución del cableado eléctrico hasta las islas. Maleantes las destrozaron y robaron kilómetros de cable para la venta del cobre.

El transporte lacustre está en crisis, en las islas no existen redes de gas doméstico, escases de medicinas y ahora la falta de electricidad agudizaron todas las anteriores. Daniela Morán, habitante del sector El Carrizal en Isla de Toas, exclamó por vía telefónica, que el municipio es sinónimo de dificultades. “La inseguridad, el transporte, ahora la electricidad que estuvo siete días con interrupciones”.
Morán aseguró que el servicio no está caído en su totalidad, pero no es bueno. Va y viene y con estas fallas los artefactos eléctricos y la comida congelada se dañan. “Son cinco o seis horas continuas que se va y eso imposibilita todo”.
Daniela recordó que recientemente hizo “malabares” para conseguir 18 mil bolívares para comprar una bolsa de carne que llegó, mediante una jornada. “Con tanto esfuerzo obtuve el dinero y como en mi caso al igual que el de otros se nos dañó la comida por la falta de electricidad”.
Para Morán los vecinos viven en constante frustración al surcar todos los caminos “para buscar el sustento y ahora se nos dañan”. Recalcó que las medicinas son otro problema; “eso está caro y si es que consigues el medicamento”. Durante su entrevista recordó que su hija se enfermó de escabiosis y no encontró el medicamento necesario para atenderla.

tt

En cuanto al transporte público explicó que para ir al Mojan, en el municipio Mara, hay que ir en “cayuquitos” porque no hay lanchas y el pasaje oscila entre los mil y mil 500 bolívares por persona. “Los gobernantes se olvidaron de nosotros”.
Escuelas sin estudiantes
Otra vecina, en anonimato, comunicó que en la Isla de San Carlos las escuelas están desoladas, a falta de electricidad y agua, las madres no envían a sus hijos a los institutos de educación. “Esto cada vez empeora, un problema a arropado a otro y así vamos en cadena, pero que los niños no reciban clase es muy alarmante”.
Mientras que en Isla de Toas, la escuela artesanal Sara Emilia González tiene una infraestructura precaria y el centro de educación integral “Lilia Fuenmayor”, “este lo demolieron y ahora no sabemos si es que se quedaron sin recursos para hacer otro o remodelarlos” explicó Daniela Morán.
El gas doméstico es otra dificultad. Los habitantes del municipio dependen del llenado de bombonas de gas, con un costo de tres mil bolívares la pequeña y siete mil 500 la botella grande. Dificultando aún más las posibilidades de las familias de poder cumplir las tres comidas diarias.
“La GNB no nos resguarda”
Desde Twitter una mujer reclamó sus derechos y explicó que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la isla de San Carlos no los apoyó el pasado 2 de marzo, cuando se quedaron sin servicio eléctrico. La usuario exclamó desde la isla se veía que en los manglares de la Isla Los Pescadores se veían “chispazos” y luces.

ii

“Le pedimos a los militares que hicieran chequeos y patrullajes en el lugar y respondieron que de noche no se realizan operativos”. Al siguiente día no tenían electricidad, la comunidad se organizó y en lancha visitaron la siguiente isla, para su sorpresa el cable no estaba y la torre que sostenía el cableado estaba destrozada.
Aplaudió la labor de Corpoelec, que en dos días los visitaron con cables de aluminio, nuevos, con ayuda de los vecinos se trasladaron al lugar y levantaron de nuevo la estructura y surtieron de electricidad la isla. Sin embargo, la solución solo duró 24 horas. “El servicio se volvió a caer, visitamos de nuevo la isla Los Pescadores y ya el cable no estaba y ¿Entonces?”. La mujer mostró su asombro y señaló de incompetentes a los cuerpos de seguridad del municipio y del estado, por no asegurarles un buen servicio y el resguardo de sus bienes.
Las islas están incomunicadas además ya que tomaron las lanchas a la fuerza, organizados, para hacer fuerza y que los entes responsables del municipio busquen solución a la problemática.

Vía NAD/www.diariorepublicca.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente