Mujer que presuntamente estaba “poseída” por un demonio fue asesinada a “muletazos”

Publicado el 7 de julio de 2017

muletazo

Un presunto “espíritu maligno”  poseyó  a una humilde mujer de Motatán, estado Trujillo, a quien identificaron como Marbelis Elena Blanco Cabrera, de 34 años,  y que supuestamente, la hacía golpearse a sí misma, le hacía hacer sonidos de animales y hasta arrastrarse en el suelo,  hasta que la mujer murió “de forma inexplicable” cuando la llevaron al Hospital General del Sur.

Pero la historia de Marbelis, lejos de causar algún pánico lo que despertó fue suspicacia entre funcionarios del Cicpc que, al ser notificados de una muerte en “extrañas circunstancias” de una mujer, procedieron a investigar y a esperar el resultado de la autopsia en la morgue.

Allí estaban algunos familiares de la mujer, conocidos y hasta su marido, Luis Batista que usaba unas muletas bajo sus brazos, y que parecía a simple vista ser un hombre indefenso.

Al ser abordados, varios de ellos aseguraron que a Marbelis la poseyó “un espíritu maligno” a su regreso de Colombia. Marbelis estaba supuestamente cuidando un niño en el país vecino y hasta allá la fue a buscar su esposo Luis Batista, para regresar a casa en el barrio Altamira Sur, por los predios de Pomona y Haticos, lugar donde vivían.

“Ella llegó a las 4:00 de la mañana de ayer (miércoles) al Terminal, tenía un fuerte dolor y hacía sonidos de animales, hacía como una culebra, parece que tenía un espíritu maligno”, dijo un hombre con asombro, pero sin dar su identificación.

En vista de lo que sucedía con Marbelis, algunos familiares decidieron llevarla a una iglesia evangélica en San Francisco para que el pastor y un grupo de predicadores hicieran sus respectivas oraciones para tratar de sacarle “el espíritu maligno que la poseía”.

Sin embargo, el asunto empeoró. A Marbelis no pudieron hacerla volver. “La llevaron al Hospital General del Sur, pero   llegó muerta”, dijo el informante.

En el hospital confirmaron que tenía una hemorragia interna lo que hizo comunicar el caso a funcionarios del Cicpc.  Una fuente sostuvo que sufrió hemorragia interna y que tenía “desprendimiento de hígado”, al parecer, producto de varios golpes que recibió.

Los detectives  del Cicpc, con las experticias y las investigaciones preliminares y al conocer de la autopsia fueron a la morgue y abordaron —en medio de los familiares de la mujer y el grupo de evangélicos que lo acompañaban— al hombre de las muletas.

Luis Batista fue sorprendido por los funcionarios que de inmediato lo requisaron para ver si tenía alguna arma en su poder. Le quitaron las muletas y las arrojaron al cajón de la camioneta de homicidios, luego, lo exhortaron a que no opusiera resistencia y se lo llevaron a la sede del Cicpc.

Después de los interrogatorios, Batista habría confesado su crimen. Con las muletas golpeó a la mujer muy fuerte sobre todo en el pecho, tanto, que la destrozó por dentro, aseguró una fuente de la policía científica.
Sobre las causas del brutal ataque, se conoció que, presuntamente, Marbelis habría dejado a Luis, pero Batista se resistía a perderla.

La pareja residía en el barrio Altamira Sur, parroquia Cristo de Aranza, pero se desconoce por cuánto tiempo compartieron juntos. El Cicpc investiga si hay alguien más involucrado como cómplice en este femicidio.

Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente