Petro, la criptomoneda de Venezuela

Publicado el 19 de julio de 2020

 

Creada por el presidente Nicolás Maduro con la intención de esquivar el bloqueo financiero impuesto por EE. UU. y avanzar hacia nuevas formas de financiamiento internacional,  al tiempo que se fomenta su uso a nivel nacional, ¿cuál es la situación real de la polémica criptodivisa venezolana?

¿Qué es una criptodivisa?

Las criptomonedas son monedas digitales, mediante las que es posible realizar transacciones a través de internet en cuestión de segundos utilizando la criptografía. La primera fue Bitcoin y le siguieron otras como Litecoin, Ethereum, Rippley Dogecoin, hoy en día existen miles de criptodivisas.

Mediante la tecnología Blockchain, el control de todos los procesos de las transacciones lo tienen los usuarios por lo que no necesita una autoridad central que la respalde -ni gobiernos ni bancos- está totalmente descentralizado. Todos los registros están cifrados y enlazados con lo que se  protege a los usuarios de falsificaciones y duplicaciones.

Qué opciones existen para operar con criptomonedas

El mundo de las criptomonedas parece una opción interesante también sujeta a debate, ya que mientras algunos aseguran que son el futuro del dinero, para otros nos encontramos ante  la burbuja de las criptomonedas.

Además está el hecho de que el contexto de pandemia actual ha sumido a los mercados en gran volatilidad e incertidumbre, por lo que habrá que tomar excelentes medidas de precaución en el caso de querer intentar sacar rentabilidades, ya sea que queramos adquirir criptomonedas a través de una Exchange para añadirlas a nuestra cartera de inversión, o invertir en criptomonedas a través de brókeres online de CFDs, en cuyo caso no las estaremos comprando sino especulando con las alzas y bajadas de sus precios, y que implican un riesgo aún mayor de pérdida total o superior al capital depositado por el trader a causa del apalancamiento que se utiliza para operar. El apalancamiento sería algo así como un crédito que presta el bróker al trader para multiplicar el valor nominal de sus operaciones, incrementando así el capital disponible de este para invertir con la intención de multiplicar posibles ganancias pero que también multiplicará las pérdidas, que se suman o descuentan del depósito del trader, es decir se operará utilizando el mecanismo de la deuda. Por lo tanto, es indispensable conocer muy bien la operativa, las herramientas de gestión del riesgo existentes y contemplar el trabajar con brókeres que ofrezcan protección frente a posibles saldos negativos, para evitar llegar al endeudamiento de manera garantizada en caso de que operaciones fallidas superen el capital en depósito.

¿Cómo surge el Petro?

Venezuela atraviesa uno de sus peores momentos pues, a pesar de ser el país con las mayores reservas de  petróleo -el 20% mundial, más incluso que Arabia Saudita- se encuentra al borde de la quiebra. Su empresa estatal PDVSA, dedicada a la explotación, producción, refinamiento y transporte del petróleo venezolano está a punto de colapsar. Mientras que en  1998 era capaz de extraer 3,5 millones de barriles diarios, en febrero de este año tan sólo producía 865.000 barriles diarios y 740.000 en marzo, niveles realmente bajos para Venezuela.

Una de las razones de su declive se debe a la falta de inversión en mantenimiento e investigación de la tecnología necesaria para seguir extrayendo petróleo. Durante años el crudo financió la revolución bolivariana y con los inmensos ingresos de esta materia prima el régimen pudo financiar todas sus políticas. En la actualidad la  mayoría de las refinerías se encuentran en un estado deplorable, lo que agrava la situación en un país en el que la práctica totalidad de  los ingresos  dependen únicamente del petróleo.

Con la bajada del precio del crudo y la liquidez del gobierno agotándose, Maduro decidió imprimir más dinero devaluando el bolívar, y sumiendo al país en una hiperinflación valorada en 200.000% por el FMI.

En la actualidad el 83% de los venezolanos viven en la pobreza, por lo que en los últimos años más de 4 millones de venezolanos han abandonado el país, huyendo de la crisis en la que se encuentran sumergidos. Según el FMI la economía venezolana se reducirá en 2020 un 15%, la mayor a nivel global –este agravamiento económico es debido a la pandemia originada por el COVID-19 , que entre otras cosas ha provocado la caída de las acciones de compañías relacionadas con el petróleo, algo que han notado tanto los inversores tradicionales de los parqués bursátiles como aquellos que se dedican al trading online de acciones a través de CFDs-, unido a que ya no cuenta con la ayuda de la petrolera rusa Rosneft al ser sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, y al conflicto petrolero entre Rusia y Arabia Saudita que provocó la gran caída del precio del petróleo, y que colocó a Venezuela en una más que complicada posición al no encontrar quién la proveyese de gasolina.

Al gobierno venezolano cada vez le era más complicado acceder a las divisas extranjeras, necesarias para realizar importaciones, por lo que el 3 de diciembre del 2017 el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de una criptodivisa, el Petro, la primera  respaldada con barriles de petróleo pero que desde su nacimiento ha generado gran controversia.

Para el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó se trata de una estafa del gobierno chavista, mientras   Maduro subraya que  está sustentada “de manera tangible” en las reservas petroleras del país, valoradas en 350.000 millones de dólares, así como en la riqueza en oro y diamantes existente en la nación. Sus detractores señalan que la esencia de una criptodivisa radica en que no está respaldada por activos físicos y que su éxito se basa en la fuerza y transparencia de su mercado.

La confianza es clave

El Petróleo que respalda el Petro  se encuentran bajo el control del gobierno chavista, que es incapaz de extraerlo ya que no se invierte en recursos para recuperar la industria. Las sanciones de EEUU -sumadas a que en 2018 Trump prohibió las transacciones relacionadas con criptomonedas emitidas por el Gobierno de Maduro- suponen una gran presión y  ponen muy difícil rentabilizar la producción. Sin olvidar a los acreedores.

El Petro está controlado por un gobierno que se encuentra en una situación cuanto menos complicada y no genera confianza, mientras las quejas sobre lo complicadísimo que resulta cambiar la criptodivisa por cualquier otro activo se suceden.

 

Agencias/Diario República

www.diariorepublica.com

 

 

Palabras clave:  , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente