Felipe González lamenta no haber podido hablar “media hora” con Zapatero sobre Venezuela

Publicado el 8 de abril de 2018

El expresidente del Gobierno español Felipe González lamenta no haber «tenido la ocasión de hablar media hora» sobre Venezuela con José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de habérselo «ofrecido». Ha respondido así este jueves al ser preguntado sobre el papel del también ex jefe del Ejecutivo sobre su papel de mediador entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, durante una rueda de prensa en la Casa de América en Madrid junto a dirigentes políticos contrarios al régimen que por la tarde se reunirán con Mariano Rajoy.

Lea también: Trump tras supuesto ataque químico en Siria: El presidente Putin, Rusia e Irán son responsables por apoyar al animal de Assad

«Me he encontrado con él algunas veces, conoce perfectamente mi opinión porque está por escrito, me he reunido muchas veces con la oposición durante horas, pero conmigo no se ha reunido, en ningún momento», ha señalado.

Según González, «el diálogo por el diálogo no tiene sentido», solo lo tiene «para resolver los problemas», algo que a su juicio «nunca» ha querido Maduro, ya que «cuando se pidieron unas mínimas condiciones, no hizo más que prorrogar» ese proceso, hasta «aburrir» incluso al Vaticano.

En este sentido, se mostró «absolutamente en descacuerdo con ir a un diálogo que da tiempo al gobierno de Venezuela, un tiempo que Venezuela no tiene para superar sus problemas». «La oposición ha dejado muchos pelos en la gatera», incluso cuando sabía que el gobierno no tenía intención de llegar a acuerdo con ella, indicó. A su derecha se sentaba el expresidente de la Asamblea Nacional venezolana, Julio Borges, que encabezó la delegación opositora en las recientes negociaciones en la República Dominicana. «No es posible que se hable seriamente de un dialogo» con un gobierno como el de Venezuela, enfatizó Felipe González. «Lo único que había que negociar era la fecha de las elecciones y las garantías para que fueran limpias; en lo demás, no hay nada que negociar», apostilló.

El expresidente dijo creer a Maduro cuando advirtió de que «nunca más iba a perder unas elecciones». «Yo sí me creo a Maduro, pero de manera distinta a la que le cree mi compañero Zapatero», añadió.

En su opinión, el «golpe de Estado» de Maduro comenzó tras las elecciones legislativas de diciembre de 2015, en las que la oposición ganó por más del 70% de los votos y se hizo con la mayoría parlamentaria, y «se consumó» con la creación de la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el presidente venezolano el pasado año.

Por otra parte, González ha comparado el golpe al Estado de los independentistas catalanes de los días 6 y 7 de septiembre de 2017 con la creación de la Constituyente de Maduro. «A eso es a lo que más se parece», dijo González, ya que los dirigentes separatistas catalanes también actuaron «vulnerando la Constución y de las reglas del juego”».

ABC

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente