Opera de Viena: Del glamour a los puños! No te lo pierdas!

Publicado el 1 de marzo de 2014

Pasa por ser el paradigma de la exclusividad y las buenas maneras, pero anoche el Baile de la Ópera de Viena se convirtió en un callejón barriobajero. Según relatan los medios austríacos, uno de los invitados, “visiblemente borracho”, se dedicó a insultar reiteradamente al presentador de la televisión pública alemana Johanes B. Kerner, hasta que el acompañante de éste perdió finalmente la compostura y le partió la cara. Y no hablamos en sentido figurado. Hubo sangre, como constan en estas fotografías que ha conseguido sacar de la Ópera de Viena el diario ‘Bild zeitung’.

Kim Kardashian llegó vestida de raso negro y escoltada por su madre, pero estuvo antipática y visiblemente incómoda

Los gritos habían comenzado un rato antes, cuando, molesto, Kerner se aprestaba a abandonar su palco y el anónimo envalentonado le acusó a voces: “¿Quién ha pagado su entrada? ¡Es usted del nuevo Wulff!”, en referencia al expresidente alemán Christian Wulff, obligado a dimitir en 2012 por sospechas de tráfico de influencias y recién redimido legalmente por los tribunales. Kerner trató de acercarse para tranquilizarle, ocasión que este aprovechó para volcar el contenido de una copa de champán sobre la pechera del presentador. Y ahí fue cuando entró en acción el puño del acompañante.

En medio de la trifulca, el ricachón constructor Richard Lugner, llamando a la calma mientras sus invitadas le dejaban plantado. Kim Kardashian, a la que había pagado 250.000 euros por entrar de su brazo en la Ópera de Viena, llegó vestida de raso negro y escoltada por su madre, pero estuvo antipática y visiblemente incómoda, antes de abandonar el baile cuando todavía no se habían escuchado las campanadas de media noche.

Sin invitadas de lujo

Se había negado a bailar, alegando que no se le da muy bien y que prefería participar como espectadora. Como la otra invitada de lujo de Lugner, la modelo venezolana y Miss Mundo 2011, Ivian Sarcos, no pudo despegar de París a tiempo ni asistir al baile, el anfitrión se quedó sin pareja.

La otra gran invitada, la Miss Mundo 2011, Ivian Sarcos, no pudo despegar de París a tiempo ni asistir al baile

Entre otras caras conocidas, desfilaron por la alfombra roja central y con bastante más discreción el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, y su esposa Nanna, invitados por el presidente de Austria, Heinz Fischer. También acudieron el canciller austríaco Werner Faymann y el vicecanciller Michael Spindeleger. En total, 5.150 personas se dieron cita en la improvisada pista de baile en la que se convierte el patio de butacas por una noche.

Después de la actuación inaugural en la que participaron los cantantes Margarita Gritskova, Anna Harlig y Michael Schade, 144 parejas de jóvenes debutantes entraron en escena, ellas de largo y ellos de esmoquin.

Al acabar su coreografía, que este año corrió a cargo de Richard Fränzl y Eddy Franzen, y tras escuchar la esperada llamada del “alles walzer”, cientos de parejas inundaron la pista de baile para disfrutar al compás de los valses de los Strauss, ajenos seguramente al punto de inflexión que marca el Baile este año, corriendo el peligro de perder definitivamente lo poco que le queda de glamur y buen gusto.

Vía El Mundo

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente