Blagdimir Labrador: “Hay que impulsar el sistema de moneda fronterizo”

Publicado el 28 de marzo de 2016

frontera

El economista Blagdimir Labrador insiste en “medidas urgentes” de políticas cambiarias que sinceren y estabilicen el valor del tipo de cambio real y disminuyan así el contrabando.

Afirmó que la solución a la crisis es “sencilla” y en dos años el país se recuperará. “Lo que pasa es que no hay voluntad política (…).  Hay mitos y dogmas en el tema económico que no dejan tomar las medidas que se necesitan”.

Labrador señala que es urgente implementar la nueva arquitectura económica financiera con los ministros de economía de la región, impulsando la operatividad del Banco del Sur y el Sistema de Moneda Local (SML) aprobado entre Venezuela y Colombia en agosto de 2014.

 

 

 

Instó a fortalecer el uso de monedas regionales para el intercambio comercial y la estabilidad cambiaria. “Hay que estimular el comercio intrarregional, a través del uso de monedas regionales, minimizando progresivamente la dependencia del uso de divisas”.

Labrador explicó que el SML consiste “en un sistema de pago transfronterizos optativos y complementarios para realizar el intercambio comercial en bolívares-pesos”, aprobado por el Gobierno del presidente  Nicolás Maduro y su homólogo Juan Manuel Santos el 1 de agosto de  2014.

“Con ese sistema los bancos centrales de ambos países realizan las compensaciones de acuerdo a sus convenios cambiarios, entre la tasa de cambio referencial Bs./pesos, entre ambas entidades. Tanto el importador como el exportador pagan y cobran en sus respectivas monedas. Los bancos centrales no persiguen lucros, por ende reduce el costo de las transacciones financieras y operativos”, aseguró el experto.

En este sentido, la propuesta de Labrador es la instauración de un “tipo de cambio fronterizo”, cuya paridad oscile entre los 15 y 30 pesos por bolívar; la activación de casas de cambio en la frontera y transar en bolívares y pesos, el aumento del valor del combustible en la frontera, equiparándolo con el precio en suelo colombiano, y mayor control a través de la integración de los sistema automatizado y democratizando la información de Saime, Seniat, BCV, Sudeban, notarías, Pdvsa, Fanb (…)”.

Asimismo, hizo énfasis que “el país no tiene problemas de solvencia, sino de liquidez”. Dijo que existen varias propuestas para aumentar la oferta de divisas en el país. “Una de ellas, que se titularicen los $ 36.000 millones que le deben a Pdvsa y que están en cuentas por cobrar. Propone tomar de ese monto $15.000 millones para inyectar los dólares al mercado cambiario. Si le inyectamos a ese mercado $ 15.000 millones de cuentas por cobrar de Pdvsa y $ 10.000 del canje con China, tendremos disponibles $ 25.000 millones para ser inyectados a la economía”.
El exsecretario de Gobierno de la Gobernación del Zulia descartó que haga falta recurrir al FMI. “Eso está descartado. Para eso tenemos el Brics, el BID que den respaldo a las divisas que necesitamos”.

Entre las políticas para la estabilidad cambiaria, el economista propone un órgano superior de asignación y producción nacional, adscrito a la Presidencia de la República, para que oriente las divisas al desarrollo de la industria nacional; establecer mecanismos de ahorros en divisas; perfeccionar el mecanismo Dicom en el mercado de valores para ser transparentes, amplio y dar una mayor oferta de dólares del Estado y privados,  al mercado real;  otorgar certificado de garantía en divisas al importador que le permita  a los empresarios disminuir el temor en la reposición de sus inventarios. “Con el actual referencial del dólar paralelo los empresarios se están suicidando”.
Agregó que se requiere “activar con mayor fuerza el Sucre y el sistema de moneda locales para ir desdolarizando la economía. En este punto dijo que el Fondo Chino y otros países como Brasil, Argentina, Colombia y Ecuador son claves para mantener la oferta de bienes y servicios mientras se activa progresivamente la producción nacional.

Labrador aboga por la posibilidad de que en el país se instauren dos tipos de cambios para lograr cierta “estabilidad”. Igualmente, instó a los industriales a producir divisas y no acostumbrase solo a las que otorga el Estado.

“Manejamos una tasa para sectores prioritarios (salud o alimentos) entre los 80-90 Bs./$ y para el resto de los sectores propone la tasa Simadi (a partir de Bs. 230). El problema que tiene el Simadi es que empezó con un valor muy alto y no desde las bases”, explicó.

 

 Vía Panorama/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente