Canciller brasileño: hablar de amnistía en Venezuela “es prematuro” pero “hay disposición de ver casos”

Publicado el 16 de abril de 2014

canciller figueredo

El canciller brasileño Luiz Alberto Figueiredo afirmó el miércoles que hay “avances importantes” en el diálogo que arrancó la semana pasada entre el gobierno y la oposición de Venezuela, pero dijo que por ahora está descartada una ley de amnistía amplia.

“Hubo avances importantes en la reunión de ayer” martes, indicó Figueiredo en rueda de prensa en Brasilia, horas después de llegar de Caracas, donde participa de este proceso de diálogo junto a otros cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el nuncio apostólico.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro y la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) iniciaron la semana pasada un proceso de diálogo en procura de poner fin a más de dos meses de protestas antigubernamentales que han dejado 41 muertos y 600 heridos.

Hablar de amnistía “es prematuro” y por lo pronto está descartado liberar a todos los detenidos de estos meses, indicó Figueiredo.

“No hay intención del gobierno, por lo menos por el momento, de tener una ley de amnistía, pero sí hay una disposición de ver casos específicos (…) Hay buena voluntad del gobierno a examinar casos”, específicamente de los estudiantes detenidos en las manifestaciones, precisó el canciller.

El responsable aclaró que tanto la oposición como el gobierno “están de acuerdo en que las personas que hicieron uso de armas, causaron daños a la vida, cometieron delitos violentos, continúen en la cárcel”. “No se puede pensar en términos de amnistía amplia, ni la oposición pide eso”, añadió.

El caso del opositor Leopoldo López, líder de Voluntad Popular y preso en una cárcel militar, “no fue tratado”, sino que se hizo “referencia genérica” a las detenciones.

Además hay dos alcaldes opositores detenidos.

Otra reunión posiblemente ocurrirá la próxima semana, aunque todavía sin fecha, dijo Figueiredo.

Para el canciller, la Unasur ha mostrado “gran vigor” y ha sido “un espacio de concertación política” capaz de encontrar “soluciones propias” a los problemas en la región. Consideró también “fundamental” la participación del Vaticano y elogió una carta del papa llamando a la paz y al diálogo.

Figueiredo consideró como avances en el diálogo venezolano que ambos actores declararan “condena total y completa a la violencia, venga de donde venga”, así como respeto a la constitución y un acuerdo para crear una comisión de la verdad que investigue muertes y denuncias de abusos a violaciones a los derechos humanos ocurridos en las protestas de los últimos meses.

El jefe de la diplomacia brasileña agregó que las dos partes del diálogo en Venezuela están conscientes “de que nuestra intención (de la Unasur) es tan sólo la de apoyar un esfuerzo de los venezolanos entre sí que, de hecho, son los que darán las respuestas a sus problemas”.

“Estoy muy satisfecho con la experiencia. Es gratificante hacer parte de ese esfuerzo. Aún hay un gran espacio para avanzar”, adicionó.

Igualmente, afirmó que los cancilleres de los países de la Unasur acudirán a todas las reuniones a nivel político para discutir asuntos políticos y que tengan participaciónde alto nivel de ambas partes.

“Pero no hay duda de que hay ciertas cosas que serán discutidas a nivel técnico. Habrá mesas de trabajo en nivel técnico, especialmente para abordar lo relacionado a asuntos como la economía. A esas reuniones no acudirán los cancilleres de Unasur, que serán representados por los embajadores en Caracas”, afirmó.

“La llave de ese diálogo ha sido el espíritu de respeto mutuo y consideración por la opinión del otro”, aseveró.

N24/www.diariorepública.com

Palabras clave:  ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente