Asesinan a dos GNB tras resistirse al robo de un camión 350 en La Guajira, eran padre e hijo

Publicado el 4 de marzo de 2016

guardia

Mientras realizaban una venta ilegal de combustible en el patio de una casa, en el sector Juamana de Guarero, municipio Guajira, dos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), padre e hijo, fueron asesinados a tiros ayer a las 5:45 p. m. en un supuesto robo.

Como Yimis Rafael Cantillo Valencia, de 50 años; y Yimis Rafael Cantillo Yendra, de 25 años, quedaron identificados los militares activos, a quienes según fuentes del CICPC los sorprendieron tres delincuentes que intentaron despojarles sus pertenencias y los dos camiones Chevrolet 350
en el que se desplazaban.

Los Cantillo trataron de defenderse con un arma de fuego personal, lo que generó un mortal enfrentamiento en el que se llevaron la peor parte. Ambos murieron en el sitio, sus cuerpos quedaron entre los dos camiones que estacionaron en el fondo de una residencia, situada detrás del Puesto de Comando D-112, en Guarero. Durante el intercambio de disparos resultó herido en un braz

o Gregorio Beltrán Guillén (28), quien junto con Marye Romero (37), acompañaba a padre e hijo.

Tras la balacera a Cantillo Valbuena se le llevaron su arma de fuego personal. La zona fue custodiada de inmediato por efectivos militares y policiales.

En una minuta sobre el hecho que se obtuvo de una fuente militar, la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) del Zulia informó que las víctimas “estarían vendiendo combustible a comerciantes ilegales en una caleta propiedad de alias ‘Rafaela’”.

Eran sargentos
Cantillo Valbuena (50) era sargento mayor adscrito al Destacamento 112 de Río Limón, años atrás trabajó en el Puerto de Maracaibo. Le faltaban diez meses para jubilarse de la institución castrense. Su hijo era sargento primero en el Destacamento 111, antiguo 35, situado en la avenida El Milagro, antes Club Alianza, donde formaba parte de la sección motorizada. Deja una menor de dos años en la orfandad.

Ambos residían en la calle 99 del barrio Bolívar, adyacente a la Circunvalación Dos de Maracaibo. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), de la subdelegación El Moján, colectaron las evidencias. En la escena había más de 15 casquillos de bala 9 mm, recibieron disparos en la cabeza.

VF/José Andara/www.diariorepublica.com

Palabras clave:  , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente