Testimonio desgarrador: “Mi hijo se escapó a la Feria y murió aplastado en Grano de Oro”

Publicado el 19 de noviembre de 2013

familia(29)

Impotencia y un dolor incontrolable sintió, este lunes, Anny Tejero cuando llegó a la morgue para identificar el cadáver de su hijo de 13 años, quien fue una de las dos víctimas fatales de la tragedia de Grano de Oro, que dejó a 48 personas heridas al caer una torre de sonido y pantalla encima de los espectadores del show.

“Llévenme a la morgue porque sé que mi hijo está muerto”, dijo la mujer cuando le avisaron por teléfono, a las 5:00 de la madrugada de este lunes, que el adolescente había desaparecido luego de un accidente que se produjo en el amanecer de Feria.

Unas 10 horas antes, Andry Rafael Fontalvo Tejera, de 13 años, le había dicho a su madre que iba a dormir en casa de su abuela, a unas cuadras de su residencia. Ella se confío en lo que el joven le había dicho.

“Papi, vete para allá que yo me voy a quedar trabajando más para comprarte las gomas de marca que sé que tanto quieres”, dijo ella. Él lavó su ropa, alistó sus cosas y se fue.

La mujer terminó su jornada laboral, como comerciante en el centro de la ciudad, y se regresó a su casa a dormir, creyendo que el segundo de sus tres hijos estaba en casa de la abuela. “No estaba allí sino que se fue con su papá de crianza, que en realidad es un tío, para la Feria”.

Según narró la mujer, ese tío, de nombre José González, fue a Grano de Oro por no dejar que el adolescente se fuera solo.

Estando en pleno espectáculo, unas 70 personas subieron a la torre de sonido, del lado izquierdo de la tarima para apreciar mejor la presentación de los artistas Chino y Nacho. A las 11:15 pm la estructura cayó encima al público. Uno de los tubos impactó directamente en la cabeza del joven.

En ese suceso sin precedentes, el tío del joven quedó inconsciente y al reaccionar no supo más de su familiar por lo que decidió avisar a su hermana.

Cuando sonó el teléfono a Anny se le desgarró el alma, de inmediato supo que su ‘niñito’ había muerto aunque solo le habían dicho que estaba desaparecido.

A las 6:00 de la mañana llegó la mujer, en bermudas y franelilla, a la morgue de LUZ. Pidió entrar para identificar el cuerpo de su hijo y aunque aseguraba que sabía que allí estaba, por dentro iba rogando estar equivocada. “Paráte de ahí, Andry. ¡Dios mío! ¿qué fue lo que hice mal, por qué tanta rebeldía, porqué no me hiciste caso, por qué te me escapaste, hijo?”, eran algunas de las preguntas que gritaba inconsolable cuando finalmente vio el cadáver.

“Padre, lleváme a mí, no a mi hijo, Quitáme la vida a mí, no a él, por favor. Mi hijo se me escapó a la Feria y murió aplastado”, expresaba la madre del joven que estudiaba tercer año de bachillerato en el liceo Francisco Solando, al oeste de Maracaibo.

En esa misma tragedia perdió la vida otra adolescente. Wendymar Briceño, de 16 años, quien también quedó atrapada entre la estructura metálica y falleció en el Complejo Ferial.

De ella se supo que vivía en el barrio La Polar, en San Francisco. Hasta el cierre de esta edición, sus familiares no se habían presentado en la morgue de LUZ.

Quienes sí llegaron fueron dos parientes de otras personas desaparecidas. Se trata de Alexandra Beatriz González, de 24 años, y su tía Yesenia Gamba, de 22. Ambas salieron de su casa, en Cujicito, el pasado domingo y dijeron que irían al amanecer de Grano de Oro, sin embargo, hasta ayer no habían retornado a la residencia.

“Fuimos al Hospital Universitario de Maracaibo y no las encontramos, por eso vinimos a la morgue, pero tampoco están”, dijeron.

Vía Panorama

 

Palabras clave:  , , , , , ,

// Haz clic en "Me Gusta" y sigue informado

// Lea también

Loading...

// Comente